martes, 15 de noviembre de 2011

UN AGRADABLE RINCÓN



Sobre la mesa dos vasos.
Al calor de la tetera, un azucarado té
con olor a hierbabuena.
En un rincón apacible, entre luces y tinieblas,
dos pensantes al unísono.
Sus vidas son paralelas.
.


3 comentarios:

Lola y Mari Carmen Polo dijo...

Ay, el té... Me encanta el té con miel. Es lo que suelo tomar, ya que el cafe me sienta como un tiro y hace años que no lo pruebo, a menos que sea descafeinado y por la mañana.

Me gusta el poema con el que adornas esa foto, Leonor.

Un abrazo.

Mari Carmen

Verónica Marsá dijo...

Hay momentos en que la luz paraliza las emociones un instante y las hace como transparentes. Dulces momentos para dulces sorbos. Si puede ser me llevo el café de casa... Besito.

Lola y Mari Carmen Polo dijo...

La última vez que tomé un té fuera de casa fue contigo :), en el Té con té, jejeje

Un beso

Lola