martes, 22 de noviembre de 2011

CERTEZA





No desesperan las barcas
varadas sobre la tierra.
Miran atentas al cielo
buscando luna y estrellas.
Saben que amantes las aguas
vuelven con la marea.




3 comentarios:

Elisabet dijo...

Una preciosidad. Dentro de nada me va a dar verguenza hablar contigo por telefono.

Natàlia Tàrraco dijo...

Leonor, es verdad, nunca falla el encuentro con la marea, entonces barcas varadas, navegamos, nos mecemos, tenemos sentido.

Corto poema que me invita a soñar mareas, bella imagen, felitaciones y besitos.

Juan Carlos dijo...

Muy bonito, esas barcas mirando al cielo, sabiendo cuentan con el amor del agua.
Un beso.