domingo, 23 de abril de 2017

TENGO





TENGO

Tengo un cajón de poemas
Tengo un montón de recuerdos
Tengo un cuaderno de historias
Tengo millones de besos
Tengo una caja de olvidos
Tengo una almohada de sueños
Tengo incontables abrazos
Tengo un mundo de deseos
Tengo heridas suturadas
Tengo un costal de tropiezos
Tengo un sinfín de caricias
Tengo una arqueta de versos
Tengo miedos superados
Tengo temores viejos
Tengo daños olvidados
Tengo poemas nuevos



miércoles, 19 de abril de 2017

ESTE JUEVES: UN RELATO CON FECHA




Esther lleva meses sin salir de una situación que la embarga, en su calendario ha tachado ya demasiados días, ha visto demasiados amaneceres y temblado demasiados inviernos. Ha recorrido las mismas calles cientos de veces, mirado el mismo horizonte y sentido la misma vida desde que llegó al mundo. Tiene gastadas las losas de su consciencia y los senderos de su alma presentan signos del paso del tiempo, sobre todo se siente maltrecha por los momentos más tormentosos que ha tenido que vivir.  Su futuro ya se vislumbra finito, tiene fecha de caducidad a la vista, ya no es aquel  tiempo lejano que parecía inagotable. La vida está pasando a una velocidad vertiginosa. A veces recuerda la época en la que se planteaba qué sería cuando cumpliera los treinta años, entonces era algo tan remoto que difícilmente podía imaginar. Y ahora…ha pasado tanto tiempo de aquello.
Sus días, aunque los suele llenar de actividades, son monótonos, con una rutina casi enfermiza, sorbiendo la vida a poquitos para que dure más, un día tras otro, sin salirse del camino para sentirse segura. 

Sobre su mesa de trabajo siempre hay un almanaque en el que va marcando los días, solo los que debe recordar por algún motivo. Hace un par de años, que viene rodeando varias fechas, lo hace ilusionada, ha ocurrido algo que le ha hecho renacer, de nuevo es la mujer que creyó perdida, emergió de su interior con ganas de vivir intensamente. Pero el destino no permite que sean cambiados sus designios y cada vez que se acerca una de las fechas que tanto ansía, ocurre algo que impide que ese día pase a ser inolvidable y quede rodeado por la tinta como un pudo ser y no fue, como un viejo retrato enmarcado al que se le ha ido borrando la imagen y queda como una bagatela a la que nadie da valor, un trasto antiguo que nadie sabe qué significado tuvo y acabará en el más ingrato de los olvidos. Y ella misma, al mirar las fechas marcadas pensará qué fue de aquella ilusión que un día la sacó de su letargo, qué pasó con la mujer que despertó en un sueño y creyó que podría vivirlo realmente. 


domingo, 16 de abril de 2017

CUANDO YA NO TE SIENTA





Cuando ya no te sienta       (Soneto con estrambote)

Cuando no te sienta a mi alma aferrado
Cuando ya me libere de tu esencia
Cuando ya no me perturbe tu ausencia
Cuando mi ser hayas desocupado

Cuando olvide este empeño no logrado
Cuando ya recobrada mi conciencia
Acepte no pender de tu presencia
Y mi cuerpo se halle deshabitado

Cuando cese el dolor de este pasado
Volveré mi mirada hacia el camino
Y dejaré mi sueño abandonado

Con tristeza obedezco a mi destino
Más no me arrepiento de haber amado
Reanudaré la senda de mi sino

Fue quizá, este sueño un desatino
Ilusiones con la fuerza de los besos avivadas
Anhelo de reencuentros, noches soñadas



sábado, 15 de abril de 2017

POEMA A UN SUEÑO





A un sueño inmolado


A un sueño gastado de tanto soñarlo

a un sueño que quiso salir de su universo

y se perdió en la nada

a un sueño inmolado

postergado en aras de la verdad

A un sueño que quiso salir a tu encuentro

para hacerse realidad y se diluyó en el aire


A las largas noches que lo acunaron

a las horas de desvelo tras las huellas 

de sus contornos confusos

al sueño que fue solo eso, un sueño desvanecido

un deseo naufragado en un piélago nocturno

un delirio perdido en calles de un laberinto

sin hilo, 

un espejismo ilusorio 

una ensoñación sin otra salida que despertar




INVOCACIÓN






Invocación 

Si hoy fuese mi  último día
No me importaría nada
No me apenaría
Dejaría la vida como llegué a ella
Sin darme cuenta

Puedes venir a buscarme
Me iré contigo
Serás bien recibida
Dejaré la vida como llegué a ella
Sin rencores, desnuda, decidida

Atrás quedarán amores, desengaños y mentiras
Atrás quedarán los sueños
Las promesas incumplidas
Dejaré la vida como llegué a ella
De recuerdos desprovista

¡Ven a buscarme, muerte!
No temo perder la vida
No siento dejar el mundo
Dejaré la vida como llegué a ella
Los ojos cerrados,  las manos vacías.