viernes, 8 de febrero de 2013

POEMA DE LA FLOR



HISTORIAS DE TITA




Malva


Una gota, ¡oh! nubecilla,
pidió sedienta una flor.
-No puedo que voy de prisa, 
dijo la nube y pasó.
Como el calor abrasaba
murió la pobre infeliz.
Al mendigo que te ruegue
no le respondas así. 







6 comentarios:

ana dijo...

Pobre florecilla tan preciosa que murió por la mala sangre-agua, de una nube cruel. Una buena metáfora para la vida.

Besicos.

Montserrat Sala dijo...

la malva muere escasas veces las mas por pisotones, pero ella sabe muy bien como alimentarse. Piesa bien cdonde crecen malvas...
Un beso amiga Leonor.

miralunas dijo...

volvi a pensar en el instante del adiòs.
què cosa, no?

censurasigloXXI dijo...

Muy buena esa, yo la pondría delante de todos los bancos, por ejemplo...

Bravo, amiga, Leonor.

¿Todo bien?

Beso.

G a b y* dijo...

Las prisas, la indiferencia, la falta de conciencia. Ciertamente, debemos evitar ser nube desinteresada y esquiva, sobre todo cuando se nos pide ayuda.
Un poema que propone conciencia y más valor de nosotros por los otros.
Besitos!
Gaby*

Elisabet dijo...

Este me encanta más pero no te lo había dicho.