miércoles, 6 de febrero de 2013

ESTE JUEVES: "Un segundo de eternidad"






Basta un segundo para una mirada,
basta un segundo para adivinarla.
Un segundo de desgarrador silencio,
 de inquietante duda,
 de amargo arrepentimiento,
 de inevitable y profunda angustia.

Atrás, los caminos recorridos,
 los convergentes anhelos desvanecidos. 


En un segundo la esperanza diluida,
disipados los proyectos.

Basta un segundo para el adiós.

Basta un eterno segundo final.






Más segundos interminables en  Casa de Cecy.





29 comentarios:

emejota dijo...

Quizás baste también un segundo para ser engendrad@. Bss.

Cecy dijo...

Cierto amiga, esta la otra cara de segundos que se hacen eternamente dolorosos.
Le has dado otro buen aporte a este jueves.

Gracias por acompañarme Leonor, en estos segundos que quedaran en mi corazón.

Abrazos y besos.

Tracy dijo...

Ese leve segundo final del adiós, es terrible, aunque no sea para siempre.

Fabián Madrid dijo...

Tantos segundos resumidos en uno. Un beso.(De varios segundos).

Teresa Oteo dijo...

Segundos de finales, de adioses, de dolor..
Precioso poema Leo!
Muchos besos!!

Juan Carlos dijo...

Un segundo puede ser importante. Esos segundos como los que hablas, que marcan sentimientos. Coincidimos bastante esta semana.
Besos, amiga.

Carmen Andújar dijo...

Desde luego en un segundo podemos conseguir muchas cosas e imaginarnos otras.
Un abrazo

Carmen Andújar dijo...

Desde luego en un segundo podemos conseguir muchas cosas e imaginarnos otras.
Un abrazo

San dijo...

Tanta cosas Leonor en solo un segundo. La vida y la muerte. Me gustó este poema, estos segundos.
Un abrazo.

Esilleviana dijo...

Con un segundo es suficiente para comenzar o apagarse, para disfrutar o para decepcionarse, para percibir o excluir aquello que necesitamos.
Bonitos versos.

Un saludo

Maria Liberona dijo...

Basta solo un segundo eterno para decir adiós, basta solo un segundo eterno para enamorarse del amor, basta solo un segundo eterno para el dolor...

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Hay manipulación en este texto, lo cual es bueno para escribir. Hiciste que doliera.

Mar dijo...

Bellas palabras las tuyas. Cierto que basta un segundo para llevarnos al cielo o al mismisimo infierno.

Bss-

juliano el apostata dijo...

pero también basta un segundo para eternizar un beso o para acariciar hasta el infinito una mirada atrapada al viento o para la caricia más cortamente eterna o para una sonrisa que se congele en el tiempo...un segundo de eternidad está destinado al adiós, sí,pero también al hola.
medio beso, leonor.

Lucia M.Escribano dijo...

Un segundo puede cambiar cualquier situación de las que nos presentas con tus sentidas palabras...A cambio la eternidad abraza tu poema al escribirlo.
Besos amiga.

Judith dijo...

Muy bueno !!
Solo basta un segundo para cambiar las cosas, a veces se da lo que queremos y otras pues ...
Besos

G a b y* dijo...

Has sabido transmitir, la vastedad de un segundo. Una vida toda, puede caber en él. Vaya fuerza y poderío en algo tan breve!
Me ha encantado Leonor!
Besos al vuelo!
Gaby*

Manuel dijo...

Al final un segundo va a ser una medida de consecuencias mas que una medida de tiempo.

Mari Carmen Polo dijo...

Y sólo resta decir... así es.

Estupendas tus letras, Leonor.

Y sí, tienes razón, pasar tiempo con tus padres es de lo más gratificante. Haces bien en visitarles y estar con ellos cuanto puedas. Lo demás, siempre puede esperar.

Un abrazo, guapa :)

Lupe dijo...

Desgarradoras letras, Leonor. Así es la vida, tejida de esos segundos y de otros un poco mejores.

Te dejo un fuerte abrazo.

Lupe

Sani Girona Roig dijo...

Hola Leonor,

¡Emotivo poema! Efectivo al máximo en la expresión de sentimientos en versos concisos y precisos.

Puedes estar satisfecha. Un buen trabajo.
Un muac

Rossina dijo...

basta un segundo para todo y su poesía es sublime. La sentí, no la intenté descifrar.
En mi casa naranja estoy hablando de adioses. La espero.

Matices dijo...

Todo un tiempo resumido en un segundo, porque todo tiene un comienzo y un fin... y todo queda grabado dentro.

Besos

Pepe dijo...

Atrás todo aquello que fué y ya no es, basta un segundo para hacerlo patente, para el definitivo adios. Ya no existen proyectos de futuro, ni siquiera hay un presente común. Basta entonces, un segundo para la despedida final.
Un abrazo.

Sindel dijo...

Es el segundo más triste, ese que creemos que dolerá para siempre, pero por suerte ese segundo que se siente eterno, luego no lo es.
Triste pero hermoso poema.
Un besote.

Medea dijo...

Que bonito escribes un segundo aunque sea de un adiós, un segundo de espera o que desespera, basta un segundo para tantas cosas, buenas y malas pero que en tu poema se hacen bellas. Un beso

miralunas dijo...

ah, el adiòs!esa suma de instantes!

bello poema, Leonor. y asì, como es el adios.

abrazo

maria jose Moreno dijo...

Bello poema de contrapuestos nos has traído. Un beso.

casss dijo...

A veces queremos olvidar que en un segundo la vida puede cambiar...

La nostalgia de tus versos me conmueve.

Un fuerte abrazo, y brindo por segundos que vengan con viento a favor.