martes, 10 de abril de 2012

DESENREDANDO MIS PENSAMIENTOS



Enredos nº 12  de Diego Latorre. Óleo sobre tela.


    El viernes hizo un mes de mi operación. Fui hasta Sevilla sin decir palabra. Antes de salir de casa me abracé a mi hijo, estaba aterrorizada ante la posibilidad de no volver. Lloré y me consoló. La mente es prodigiosa y está enfrascada en hacerme olvidar todo aquello. Infierno de dolor y soledad. Morfina y alucinaciones. Fragilidad. Dependencia. Miedo. Desorientación. Lo de menos es la cicatriz que me atraviesa el cuerpo y que está curando con rapidez, o que haya perdido el pelo que ya empieza a aparecer aunque de momento sea como el plumón de un pollo. Las cosas importantes son otras. Observo los brotes de la buganvilla, del jazmín, del laurel, del rosal. Siento el agradable olor de las flores de azahar cuando paseo por las calles adornadas con los naranjos. Pasear. Desde la ventana del hospital miraba a las personas que iban de un lado a otro y añoraba esa independencia. Es tan fácil hacerlo todo cuando se está bien!. No somos conscientes de lo que vale esa capacidad de valerse por sí mismo. Tengo que ordenar mis ideas. Tengo que dejar de quejarme y encausar de nuevo mi vida. Mis proyectos tienen que salir adelante. No puedo recrearme en mi pena y mi mala suerte porque lo que tengo es más importante que lo que he perdido. Vivo. Sueño. Siento el aire en mi cara. He mirado con alegría la lluvia de primavera y los minúsculos granizos que apenas tocar el suelo desaparecían. Golondrinas y tordos inundan con sus voces las mañanas y las tardes de mi patio. Mis padres. Mis hijos. Mis nietos. Mis perros.  Mis amigos. Mis compañeros. Mis ilusiones. Mis deseos. Mis aficiones. Mi playa. Mis pensamientos y mis palabras. Tengo tanto por lo que estar agradecida!. 




10 comentarios:

Lola y Mari Carmen Polo dijo...

Querida amiga, no hay nada mejor que empezar el día oyéndote decir esas palabras. Un abrazo fuerte, y un besazo

Lola

gustavo dijo...

me sumo a lo de loli...incluso con mis barbas, sin afeitr.. DECIA LA CANCION: VA SIN AFEITAR, Y ES EL HÉROE DEL LUGAR... jaja, varón rojo, por que una vez fui roquero...incluso con mis barbas, me atrevo a besarte...
beso entero.

Mari Carmen Polo dijo...

¡Cuánto me alegra verte de nuevo por aqui, Leonor! Cierto, hay que seguir adelante porque mientras hay vida hay que luchar porque cumplir nuestros sueños. Estoy segura que de esto vas a salir mucho más fuerte, y nosotros podremos seguir leyendo tus hermosos textos y viendo tus preciosas fotos.

Hay que mirar al frente, que hay mucho por hacer aún.

Mil abrazos.

Mari Carmen

Elemigranteandaluz dijo...

Me alegra leerte. Dios te bendiga.
Un abrazo

Natàlia Tàrraco dijo...

Pues eso Leonor, nunca adivinamos los verdaderos tesoros de la vida, esa gente en la calle, esa nube, la lluvia. Tú ahora los gozas plénamente, ánimos que los tienes, y te esperamos siempre, no tardes, añoramos tus letras y tu compañía, besitos muy cariñosos.

Elisabet dijo...

Ole, ole y ole.

Elisabet dijo...

Ole, ole y ole.

Anónimo dijo...

Estoy aquí para descubrir contigo lo importante de la vida. El estar junto a ti para mi es lo más importante, y que estés bien es una gran alegría. Un beso Diego B.B.

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Gracias amigos, he recibido tantas muestras de cariño que me siento muy afortunada. Ha sido mucho más fácil levantarme y echar caminar con vuestra ayuda. Un millón de besos.

RoB dijo...

Hola Leonor!
A veces llegamos a un punto límite (en tu caso una operación)que nos permite replantearnos nuestras prioridades y darle importancia a lo que realmente la tiene: los afectos y todo lo que en verdad nos hace bien.
Un gusto es haber encontrado este, tu rincón bloguero...
Saludos!


RoB