miércoles, 18 de febrero de 2015

MIRADOR DE LA AMATISTA




Al atardecer del día 29 de diciembre de 2013, cuando volvíamos de visitar los faros de Almería, y tras haber hecho algunas paradas para ver los faros que he publicado en entradas anteriores como el de San Telmo, Sabinal y Los Baños, paramos en el Mirador de la Amatista, un lugar con unas vistas impresionantes.


En el camino habíamos intentado llegar hasta el Faro de La Polacra pero el sendero estaba muy mal, con demasiados baches y grandes lagunas y nuestro coche no podía pasar con garantías. En la imagen vemos el monte en el que se encuentra la torre del Faro de la Polacra que podíamos verlo desde este mirador.
El mirador de la Amatista se encuentra entre las poblaciones de La Isleta del Moro Arráez y Rodalquilar, en el lugar que hubo un antiguo puesto de vigilancia de la Guardia Civil.


Faro de Punta de la Polacra, situado en el Cerro de los Lobos sobre una atalaya de vigilancia de la costa. 


La torre fue cedida al Ministerio de Obras Públicas en 1989 para su restauración y colocación del faro en su parte superior. Desde 1987 está integrada en el Parque Natural Cabo de Gata- Níjar. Desde 1991 funciona como faro para cubrir el espacio entre el faro de Cabo de Gata y el de Mesa Roldán. La altura focal es de 281 metros sobre el nivel del mar y su alcance es de 14 millas. Su característica es de tres destellos de luz blanca.


Inmortalizando el atardecer.



Fue sobrecogedor ver los cambios de color del cielo.


Feliz en mi excursión.


En todos los lugares los enamorados quieren dejar constancia de su amor.


Elena, como todos los que estábamos allí nos queríamos traer en la cámara aquella maravillosa paleta de colores naturales.


En la lejanía podemos observar el Pico de los Frailes, la montaña más alta del parque con 500 metros de altura. También se conoce como las Teticas o Hermanicas por tener dos picos casi gemelos. Son restos de un antiguo volcán.


Es una zona de grandes acantilados y pequeñas calas.

Juan a lo suyo.


El sol empezaba a esconderse a la derecha de los Picos de los Frailes que quedaban detrás de nosotros.


Los cuatro disfrutando de nuestra afición.





Cuando el astro rey ya se despedía de nosotros empezaron los cielos a lucir los colores más impresionantes.


 Amarillos, dorados, grises.


Morados, azules, magentas.




Un regalo para la vista, momentos que se disfrutan con intensidad y que nos hacen pensar que la vida es un milagro que merece la pena experimentar. 
Espero que aunque no sea en directo hayáis sentido la belleza de este atardecer en el Mirador de la Amatista.
Nosotros seguimos nuestro viaje hacia San Fernando esperando que pronto tengamos ocasión de emprender otra excursión en busca de otros faros y otros atardeceres.


4 comentarios:

Isa Iss dijo...

un regalo para la viste, muy bellas fotos
No conozco esa zona, es encantadora
Un beso

Gracias por compartir
Isa

Montserrat Sala dijo...

Menuda excursión,Y que fotos tan extraordinarias. No conozco el lugar.
Mucha salud amaga.

Ester dijo...

Fantásticas todas las fotografías, los colores son preciosos y dan idea del viaje de la agujas del reloj. Un abrazote

Elena dijo...

Disfrutamos de un atardecer precioso y tú lo has reflejado de maravilla con tu relato y tus fotos. Felicidades