miércoles, 11 de febrero de 2015

CONTANDO 53 SEMANAS





Esta semana que ya es la séptima, Karina nos propone inspirarnos en esta imagen. 


Sobre el viejo libro de raídas tapas
la rosa mantiene intacta su belleza
de sus historias se alimenta
de sus manantiales bebe
y en sus límpidas aguas la rosa se mira
y el libro suspira embelesado
embellecido por el reflejo de la flor
sintiendo que por ella recobra su magnitud 
la rosa, musa de pintores y poetas
adormece sobre el viejo libro enamorado
empeñado en que ella nunca pierda su lozanía.

13 comentarios:

Maty dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Montserrat Sala dijo...

Hola Leonor: encima de una cosa vieja y raída es cuando más destaca la delicada bellza de la rosa. Su tersura y su fragancia entones se hace insuperable y única. Buen aporte
Me ha gustado mucho.
Un beso pequeño y un abrazo bién grande.

Sindel dijo...

Qué belleza de poema! Un libro enamorado de la rosa, que la sostiene y la acoge para que se mantenga intacta.
Me encantó! Un beso enorme.

Ilesin dijo...

A pesar de que a veces las historias antiguas nos dejan huella siempre hay otras que florecen como una bella flor dejan a su paso una suave fragancia.
besos

Ester dijo...

Has jugado bien con las piezas de la imagen, un poema muy bueno. Abrazos

Carmen Andújar dijo...

Una belleza compartida, la flor efímera y el libro eterno.
Precioso tu poema.
Un abrazo

Isa Iss dijo...

El libro enamorado de la rosa, que bello
Bella inspiracion
Un beso
Isa

Milena dijo...

Qué bonito, el amor del libro por la bella rosa.

Un abrazo

Tracy dijo...

Se complementan muy bien la rosa y el libro y tú lo has sabido describir.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Entre ambos se retro alimentan. El uno a la otra y viceversa.Belleza y sabiduría desde siempre han mantenido lazos emotivos, muy bien rubricados en tu escrito.

✿ chica dijo...

Linda inspiração! bjs,chica

Musa dijo...

Maravilloso, una belleza de aporte.
Saludos

G a b y* dijo...

Una historia que es un poema dentro del poema... Una belleza plena de delicadeza y sensibilidad. Precioso Leonor!
Besos!
Gaby*