lunes, 1 de septiembre de 2014

PALABRA 36 DE 52: CONTANDO LAS SEMANAS




La palabra propuesta para esta semana es VENTANA

Sobre el alféizar de la polvorienta ventana quedaron las agujas de tricotar clavadas en un ovillo que una vez fue blanco, un trozo de tejido colgaba de ellas. Al lado un viejo marco apolillado mostraba la imagen ya borrosa de dos personas, un hombre y una mujer. Ella posaba coqueta mientras él la miraba embelesado cogido de su mano.Tras los cristales soplaba un viento frío que hacía golpear las ramas del limonero contra los cristales. Los visillos amarillentos por el paso del tiempo y  raídos por el sol estaban apenas cogidos del gusanillo que los sostenía y caían ajados sobre  una vieja caja de metal y las desgastadas tapas de un abandonado libro. 
Un sonido agudo entraba por las rendijas del marco que las lluvias y el sol habían resquebrajado y el mayido de un gato inexistente resonaba en el patio que una vez fue un paraíso de verdor y colores. La casa había sido abandonada muchos años atrás y en ella quedaron las almas de sus moradores que quizá tuvieron una vida feliz. 




10 comentarios:

Tracy dijo...

Muy triste pero muy tierno nostálgico

casss dijo...

como con una cámara, vas desde la ventana a la historia completa...
Me detuve en cada detalle, valió la pena.

besos

Ester dijo...

Apuesto a que tuvieron una vida feliz y plena. Se fueron juntos y juntos siguen en algún lugar. Abrazos

Maty dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Montserrat Sala dijo...

Una entrqda qeu es una crónica perfecta, de lo que se estilaba años atrás. Dejar la casa tal cual, sin tocar nada. Podia ser la muerte o un cambio de lugar repentino, el que les obligaria a ello.Y los vecinos respetuosos,nunca se acercaron a verlo. En nuestro país,solo por curiosidad,lo habrian revuelto todo.
En todo caso has hecho un encaje de bollillos.felicidades!!!

Sindel dijo...

Me sentí frente a esa ventana, mirando todas esas cosas que describis en tu relato. Lo sentí y lo disfruté mucho, más allá de que es una historia triste, está tan bien escrita que llega al alma.
Un beso enorme.

Carmen Andújar dijo...

Esa sensación de tristeza al ver una casa abandonada, que una vez contuvo vida, la has sabido plasmar a la perfección en tu relato.
Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Un retrato perfecto de la tristeza que queda atrapada en las paredes de una casa ya abandonada.
Desconocía el significado de mayido. Tuve consultar el diccionario!
=)

Yessy kan dijo...

Un texto muy emotivo y tierno a la vez. Una ventana que nos as descrito a la perfección con los dos personajes. Muy creativo y original.
Besos

Ilesin dijo...

Detrás de ellas se esconden miles emociones quizás frustradas por el destino.
Besos