lunes, 14 de julio de 2014

PALABRA 29 DE 52: CONTANDO LAS SEMANAS





Palabra propuesta TIEMPO

Se nos escapa de las manos
cuanto más queremos retenerlo
más rápido se nos va
como una bola de nieve 
atrapada entre los puños
como espuma de las olas 
imposible de agarrar
el tiempo no tiene espera
es de veloz caminar
al ritmo de los relojes
en cada palpito 
que nuestro corazón da
no podemos detenerlo
el tiempo se nos escapa
y ese no volverá
tiempo efímero
tiempo enemigo
de los deseos por alcanzar
no corras tiempo
dame tiempo a realizar 
el sueño de un sueño ansiado
dame tiempo de tu tiempo
no me dejes sin gozar
de los proyectos pensados
de sueños imaginados
de besos que no están dados
y versos que dedicar




13 comentarios:

Maty dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
casss dijo...

Es como dices Leonor, no queremos la eternidad, solo el tiempo que nos permita realizar nuestros sueños y proyectos.

besos

Tracy dijo...

El tiempo fugit...

Sindel dijo...

Tan escurridizo, veloz a veces. No hace contratos de pertenencia, simplemente sucede. Hay que aprovecharlo cuando podemos, y que parezca eterno para poder realizar todo lo que deseamos.
Hermoso poema Leonor!
Un beso enorme.

Ester dijo...

¿Y donde estarán los besos no dados? Y esas poesías sin dedicar calladas y en la mente del autor, tiempo escaso y fugaz. Abrazos

Oriana Lady Strange dijo...

El tiempo es tan ágil que el presente es un momento volátil por medio del cual el futuro se transforma en pasado.
Cariños…

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Un tirano que nos condiciona y no permite que lo detengamos en su constante transcurrir. Muy buenas apreciaciones sobre como nos manipula.
=)

Montserrat Sala dijo...

Que bien que nos dejara el tiempo, tiempo suficiente para cumplir nuestros anhelos.
Pero esto sale siempre al revés. A veces pienso que el tiempo es nuestro
enemigo.
Saludos. me ha gustado leerte.

Yessy kan dijo...

Qué bien definida la forma en que nos manipula el tiempo. Sin poderlo atrapar, se nos va como agua entre los dedos.
Saludos

Carmen Andújar dijo...

Detener el tiempo, ojalá pudiera ser; pero de momento es imposible, pasa y pasa como tú muy bien dices.
Un abrazo

Ilesin dijo...

El tiempo nunca sabemos como lo vamos a utilizar y a veces nos falta y en otras nos sobra.
Besos

María dijo...

El tiempo vuela sin pedir permiso.

Un beso.

Pepe dijo...

Remedando el título de una obra de Milan Kundera, "La insoportable levedad del ser", podríamos hablar con total propiedad de "La insoportable levedad del tiempo. En eso hemos coincidido esta semana, Leonor, en lo efímero que es el tiempo y en lo rápido que se pasa sin que podamos evitarlo. Aprovecharlo al máximo es lo único que nos queda a los humanos.
Un fuerte abrazo.