jueves, 3 de julio de 2014

ESTE JUEVES: UN MOMENTO ESPECIAL





Cuando los años vividos suman ya más que los que quedan por vivir es difícil elegir un momento especial porque son muchos los vividos y muchos los que merecen el calificativo. De todos los momentos bellos de mi pasado los más especiales han sido los nacimientos de mis hijos. Ningún recuerdo ha quedado tan marcado en mi mente como aquellos en que vi por primera vez sus caritas y los puse a mis pechos. Nada puede igualar aquellas horas. Y aunque he comenzado diciendo que la mayor parte de mi vida ya está vivida sé que me espera un momento muy especial y mientras espero lo imagino, lo sueño, lo creo y recreo mil veces en mi mente, sé que va a ser un gran momento, que está por llegar y llegará. Y será sumado a los grandes momentos de mi vida y guardado en  el lugar privilegiado que tienen los mejores recuerdos. A partir de ahí cada día sumaré un instante nuevo y grandioso digno de ser archivado en la  imaginaria carpeta de la felicidad. Dicen que los deseos si se invocan con ansias y con la certeza de conseguirlos llegan a cumplirse. Mientras,  vivo de sueños y ensoñaciones.






10 comentarios:

Maty dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carmen Andújar dijo...

El nacimiento de los hijos desde luego que es un momento mágico y difícil de olvidar; pero como dices tú otros bellos momentos llegarán.
Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Acumular años no debería implicar reducir aspiraciones. Espero que todos tus deseos especiales logren cumplirse como mereces!
=)

Juan Carlos dijo...

Sin duda la vida reserva alegrías, en cualquier momento. También penas, pero creo que con esas ya contamos. Quedémonos con esos buenos momentos que están por llegar.
Besos.

Azulia PourToujours dijo...

La vida nos ofrece montón de momentos especiales que albergamos en nuestra mente y corazón, sin duda el nacimiento d elos hijos es un momento extraordinario. Pero como bien has dicho, aún hay muchos momentos que llegarán.

Pepe dijo...

Tal vez me falle la intuición pero creo que ese momento especial por llegar puede ser el de un nieto. Toñi está deseosa de ser abuela y creo que será un momento muy especial para ambos, si alquna vez ocurre.
Preciosos momentos especiales los que nos has mostrado hoy, Leonor.
Un fuerte abrazo.

Yessy kan dijo...

Definitivamente los nacimientos de los hijos en una madre deben ser momentos especiales he imborrables de su memoria. Algo mágico y poderoso que las marca para siempre. Muy lindo y especial tu relato.
Saludos

Fabián Madrid dijo...

Yo quiero creer que aun nos quedan muchos momentos especiales por vivir.
Un beso.

Oriana Lady Strange dijo...

Sin duda un recuerdo mágico que solo y como bien dice Pepe solo será igualado cuando aparezca el primer nieto ( lo digo por experiencia)
Cariños…

San dijo...

Pues yo tambien pienso que lo mejor está por venir, y vendrá.
Besos Leonor.