viernes, 24 de enero de 2014

FARO DE CABO SACRATIF




Después de recrearnos en Torrox con sus paisajes, con el faro y con las ruinas romanas que se están excavando, decidimos seguir nuestro viaje hacia Almería donde nos esperaban nuestros amigos de la Asociación de Amigos de los Faros de Andalucía. Pero antes, aún nos quedaban un par de faros que nos pillaban de camino y queríamos parar a verlos.


Introducidas las coordenadas del siguiente faro nos dirigimos donde el GPS nos iba indicando. A las tres de la tarde nos encontrábamos frente a un precioso faro llamado Sacratif.
El Faro de Cabo Sacratif, situado sobre el cabo del mismo nombre, en el denominado Cerro del Chucho, y perteneciente al municipio de Torrenueva, en Granada. Pertenece a la Autoridad Portuaria de Motril.


Fue construido en 1863 por el ingeniero Constantino Germán. Se trata de una torre de piedra con linterna y galería, que se eleva sobre los cimientos de una torre de vigía anterior.



Se iluminó el 31 de diciembre de 1863 con un aparato de segundo orden y consta de una torre tronco cónica de cantería de 17 metros de altura, pintada de blanco  con cornisas ocres, que culmina en la linterna con cúpula de cristal y doble balconada. Se encuentra adosada a un edificio de una planta, también pintado de blanco, que constituye la vivienda del farero. Es uno de los escasos faros que aún siguen habitados.


Su plano focal de encuentra a 98 metros sobre el nivel del mar, siendo su alcance nominal nocturno  de 25 millas náuticas.


Inicialmente el faro estaba dotado con una lámpara Degrand alimentada con aceite de oliva, que fue cambiada en 1916 por otra alimentada con vapor de petróleo. En 1953 se iniciaron una serie de proyectos que electrificaron y renovaron totalmente las instalaciones.  Se colocó una nueva óptica aeromarítima, lámpara eléctrica, tendido de la línea eléctrica, basamento con flotador de mercurio y máquina de relojería. También se puso una linterna aeromarítima. El nuevo equipo se estrenó en 1956, quedando el faro con la misma apariencia que tenía y un alcance de 35 millas.



Después de mucho caminar y recorrer los alrededores en busca de las mejores  imágenes decidimos que había que parar a reponer fuerzas y en unas piedras nos acomodamos y dimos buena cuenta de nuestros bocadillos mientras disfrutábamos de esta maravillosa vista del mar mediterráneo.


Pero el tiempo pasaba rápido y aún nos quedaban muchos kilómetros por recorrer y otro faro que visitar, el de Adra, ya en la provincia de Almería. A las 5 menos diez retomamos el camino.


En las inmediaciones del faro y hacia el Este se encontraba la desaparecida Torre del Chucho, torre de vigilancia que al parecer fue destruida alrededor de 1803 o 1804 a consecuencia de un terremoto.

El sol comenzaba su declive hacia la línea del horizonte y queríamos llegar a Adra antes de que oscureciera. No nos separaban demasiados kilómetros, así que  a las 6 menos diez estábamos junto al Faro de Adra, una moderna torre roja y blanca que será la protagonista de mi próxima entrada sobre faros.






4 comentarios:

Ester dijo...

Como me gusta que digas farero, cuando se empeñan en que digamos técnico de señales acústico-luminosas- Unas fotos preciosas, te mereces un abrazo

LAO Paunero dijo...

¡gracias por compartirlo Leonor!

Mari Carmen Polo dijo...

Anda que no he pasado veces junto a ese faro, Leonor... Desde Motril, mejor dicho, desde el puerto de Motril, donde vivían (y viven) mis tíos maternos, lo he visto miles de veces iluminar el mar, allí, al ladito de Torrenueva. Caminito de La Mamola, o de Almería, lo he admirado y hasta lo he fotografiado. Es una preciosidad.

Un abrazo y feliz domingo.

H. Fraile dijo...

Estupendo reportaje de ese faro y de su entorno Leonor.