miércoles, 16 de enero de 2013

ESTE JUEVES: EL ÁRBOL DEL AHORCADO





   Como la pólvora corrió la noticia entre los puertorrealeños que andaban por las cercanías del Porvenir, -¡Un hombre se ha colgado de un árbol en las Canteras!


  No era nuevo, cada cierto tiempo pasaba, pero los tres zagales que aburrían las tardes en los bancos del paseo, ansiosos de nuevas experiencias, corrieron hasta  la estación, había que cruzar las vías para acceder al camino de los pinares que se encontraba delimitado por una desvencijada verja de hierro pintada de verde, y desde allí aún quedaba un largo tramo que recorrer hasta llegar a la entrada de la zona boscosa. 


  Una fuente de piedra servía de referencia, y al fondo de un sendero un gran pozo señalaba el corazón del lugar, a partir de ahí innumerables senderos recorrían las tierras rojizas cubiertas de acículas secas que crujían bajo las pisadas de los tres chavales. 


  Debían darse prisa, el atardecer avanzaba veloz y la oscuridad no tardaría en echárseles encima. 
Los muchachos llegaron jadeantes junto al guarda forestal que no pudo disimular el alivio que sintió por no encontrase solo en aquel macabro escenario, y preguntaron por dónde estaba el ahorcado. El hombre les indicó el camino de la gruta de la Virgen y sin pensarlo dos veces, los jóvenes partieron en busca de la vereda. 
  Tras subir y bajar cuestas apartando a su paso los matorrales de lentisco, uno de ellos  tropezó literalmente con los pies del desdichado que colgaban inertes sobre un cajillo de madera que había servido de patíbulo. Se quedó petrificado. Nunca hubiera reconocido la imagen del hombre en vida pues su rostro había adquirido un oscuro tono morado y la lengua le colgaba hasta la barbilla como si en una última acción quisiera burlar a la muerte. Aquella imagen quedó grabada en sus retinas para siempre.




Como dato curioso y para quitarnos el mal sabor del relato anterior disfrutemos de esta preciosidad de árbol llamado "Árbol del Amor", de delicadas flores rosadas y hojas en forma acorazonada, de ahí su denominación, aunque también se conoce con los nombres de Algarrobo Loco, Árbol de Judea o Árbol de Judas llamado así porque se dice que fue en uno de ellos donde se ahorcó Judas Iscariote. Hay mucha controversia respecto a este hecho ya que en la biblia hay dos versiones distintas, una que describe un ahorcamiento,  y otra que defiende que Judas, tras invertir las monedas de su traición en la compra de los campos del alfarero, cayó sobre la tierra y se reventó. Para amigar ambas versiones se dice que la rama del árbol se quebró y cayó al suelo. 

Quedémosnos con la hermosa imagen del árbol que en cualquier caso no tiene ninguna culpa de la utilización que de él hagan las personas.


27 comentarios:

Tracy dijo...

Un relato hiper realista, me lo he creído totalmente, menos mal que al final lo has endulzado porque el tema se las trae.

rosa_desastre dijo...

Imagen dificil de borrar, si, acompañada de las preguntas sin respuesta. Aterradora decision que cambia el paisaje.
Un beso

Cristina Piñar dijo...

Buen relato, buena foto y buenas explicaciones sobre lo de Judas, un tema del que también habla Gastón en su blog. Un beso y gracias por dejarnos ese aporte para quitarnos el mal sabor de boca ;)

Carmen Andújar dijo...

Es una cosa bien macabra ver a un hombre ahorcado, muy dificil de borrar seguramente.

Buen relato
Un abrazo

Manuel dijo...

Como la pólvora...... y bien dices porque sobre todo en medio rural los ahorcamientos al aire libre son contagiosos.
Coincido con Tracy, hiperrealista pero muy bueno.
Un beso

Natàlia Tàrraco dijo...

"acículas secas que crujían bajo las pisadas de los tres chavales" en aquellos tiempos secos y duros, un ahorcado servía para matar el silencio forzoso y más cosas.
Duro y verdadero, un reportaje con imágenes ciertas.
Para "matar" el mal sabor del recuerdo, bueno es árbol bello.
Besito y felicitaciones por tus letras.

LuisBernardo Rodriguez dijo...

Muy entretenido y oscuro relato, las fotografías que adjuntas lo hace mucho más real y su impacto es mayor. El final, ciertamente nos quita esa sensación de horror. Hasta parece que lo vi, colgando al pobre y tan desfigurado..

PD: Hoy no duermo, besos!!!

censurasigloXXI dijo...

Me quedo con esa fabulosa recreación del pasado en imágenes y la maravilla de árbol, es precioso.

Ah, no había visto tu entrada en pelotas!!!! Hemos tenido la misma idea!!!

Beso y café.

G a b y* dijo...

Al leerte, una va haciendo el camino hacia ese lugar donde un hombre deja en evidencia su trágico final. Me quedé pensando en lo duro que ha de ser el enfrentarse ante una imagen así, al menos yo, no podría quitármela de la cabeza. Más allá de la impresión que pueda darnos, sin dudas son decisiones que algunos toman.
Bello el árbol por cierto... dulcifica el amargor de la triste historia.
Beso!
Gaby*

Neogéminis dijo...

La morbosidad de la muerte siempre ha sido atractivo para las mentes jóvenes que buscan quizás escapar de la monotonía de sus rutinas con alguna emoción violenta que los atrape. Muy bien descrita la experiencia de estos jóvenes que jamás lograrían después borrar de sus mentes la mueca de la muerte.
Curiosa la historia del árbol, no la conocía.
un abrazo

Mari Carmen Polo dijo...

De pequeña, viviendo en pueblos andaluces, siempre se oía comentar de tal o cual vecino/a que se había tirado a un pozo o que se había ahorcado. La verdad es que ponía los pelos de punta, como tu relato, ufff.

Un abrazo

Sindel dijo...

Una experiencia que no me hubiese gustado vivir, sin dudas algo que no se olvidará jamás.
El relato es tenebroso pero las imágenes lo hacen más real y oscuro.
Un besote.

miralunas dijo...

tema de conversa para los pueblos chicos!
así que está bien esa lengua burlona.

y leugo, que frescura esa imagen del arbol!

lindo tamiz, leonor.
abrazo

Maria Liberona dijo...

Nadie puede burlar a la muerte ni aunque se quisiera

Encarni dijo...

Parece un trabajo periodístico, con la noticia y las fotos que te ha quedado genial :)

Un abrazo

Toni dijo...

Hay que llegar los primeros, para ver y luego contar. Estupendo relato.
Un abrazo!

Pd. Las trufas, ¿las ahorcaste? ¡Estan de muerte!.

Cecy dijo...

Historia que te lleva con las imágenes, la desolación y la amargura.
La ilustración en ambos casas es parte para hoy seguir aprendiendo.
Me quedo con las hojitas del amor.


Un abrazo :)

Lucia M.Escribano dijo...

Me ha gustado mucho tu composición de la escena con fotos del sitio, además de ponerme los pelos como escarpias,cuando crei que era yo la que tropezaba con esa fea lengua.
Me ha gustado,el regalo de tan bello árbol, y su historia, dulcifica el final y alegra la vista.
Besos preciosa amiga.

Pepe dijo...

Hiperrealista tu relato de hoy Leonor. Me ha gustado una enormidad. En cuando al árbol de Judas y a la conciliación de las dos versiones (hay más aún), sólo decirte que para abrirse la cabeza trendría que haber estado colgado de los pies ¿no te parece?.
Un fuerte abrazo.

Karu dijo...

Hola, es la primera vez que visito tu blog. he visto varios blog hoy y todos tienen este relato, que pasa? se ponen de acuerdo o hay algo que desconozco... te dejo un beso grande, lindo blog

San dijo...

Menuda impresión para tres jovenes ver semejante imagen. Me gusto tu arbol del amor.
Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Lo vuelvo a decir, me gusta la forma en que narras una historia. Y acompañarla con esas maravillosas postales antiguas.
Muchos besos.

Alfredo dijo...

Nos ilustras los pasos de los curiosos niños con fotos de la época la mar de atractivas y auténticas.
Me ha gustado, el relato cobra más realismo e intriga.
Besos

Gaston Avale dijo...

jejeje... mi judas colgaba de un árbol menos lindo en mi cabeza.. ahora le pusiste color y me dieron ganas de cambiar mi relato :D

excelente tu aporte de este jueves. Un beso!

casss dijo...

Paso a paso, hasta llegar a esa tremenda imagen.
Bien escrito y muy bien ilustrado, tu texto nos sumerge en una atmósfera tenebrosa.(el efecto de la pólvora tan acertado para describir el chismorreo)
Claro que tus maneras son de endulzar, y por eso se agradecen los últimos pensamientos junto a ese precioso árbol.-

un fuerte abrazo

Montserrat Sala dijo...

Una entrada muy completa,amiga Leonor. Me ha gustado tu primer reportaje, y el segunda aún más. Ademas tiene toda la pinta de tratarse de historias o de leyendas pertenecientes al país.

Abrazos largos.

Matices dijo...

Nos llevas de la mano en esta historia donde el reportaje gráfico de la misma nos mete más si cabe en la misma. Hay imágenes que no se borran y la curiosidad , a veces no es buena amiga, sobre todo por sus consecuencias.
Besos!!

(Juraría que te comenté la primera... cosas de blogger o lio de dedos, no sé)