miércoles, 8 de agosto de 2012

EL FARO





   Hoy va a ser un día especial, ya desde la mañana ha empezado bien, al abrir el correo me he encontrado con un regalo de Mari Carmen Polo, sí, la del blog  http://vidaysendero.blogspot.com/.
  Una artista amigos, es capaz de hacer lo que se proponga, lo mismo escribe que dibuja, pinta, hace magníficas fotografías, narra sus viajes, cuenta con añoranza su niñez o recuerda anécdotas de tiempos  presentes o pasados.
  Hemos viajado con ella, la hemos acompañado en el tren camino del trabajo leyendo un buen libro o disfrutando del paisaje, hemos mirado con sus ojos la noche, la luna, el mar, los ríos de su infancia, la lluvia, el esplendor de la primavera, hemos sabido de sus muchos cambios de casa por el trabajo de su padre, nos ha hablado de su amor por la naturaleza y su gusto por conocer mundo.
   Tiene la capacidad de mirar y ver y de esa forma narrar y cuando lo hace nos traslada fácilmente porque describe con tanta precisión que nos vemos inmersos en ese mundo narrado. Yo me he sentido acariciada por las aguas del mar de sus veranos, por el viento frío que se levantó una tarde en el río, he paseado por las ciudades que visita y bajo su paraguas he caminado sintiendo el olor de la tierra mojada.
  Guardaré este dibujo como un tesoro y en cuanto blogger me lo permita lo colocaré en un lugar preferente al lado de mis entradas para tenerlo como guía.
  Fue ella la que me introdujo en este mundo de los blogs y me ayudó en mis comienzos en los que me pasaba el día consultándole todas mis dudas. Le estoy muy agradecida porque me ha abierto las puertas de un mundo nuevo al que me encanta asomarme y en el que estoy aprendiendo a valorar muchas cosas, además de que me sirve de consuelo en mis momentos menos buenos.
   Mil gracias por tu regalo y por ser una persona tan dulce, atenta y cariñosa.




3 comentarios:

Mari Carmen Polo dijo...

Querida Leonor, gracias a ti. Que sepas que aún recuerdo la confitura que me regalaste, de higos, cuando estuve en San Fernando, hace unos años. Cada mañana, cuando paseo por el parque y paso junto a las higueras, ahora que ya los higos están madurando, me acuerdo de ti, de tu patio, tu casa, tus faros, y los minutos que desmenuzamos alrededor de una coca cola, en aquella terraza, una tarde, Lola, tú y yo.

Tenemos pendiente otra tarde como aquella. Qué digo como aquella... ¡mejor!

Un abrazo.

Marta C. dijo...

Te felicito por tener una amiga así. Los amigos son un tesoro que hay que cuidar para que nadie nos los robe. Besos.

ana dijo...

Los amigos y los faros, buena combinación, los dos iluminan.

Un abrazo, el dibujo precioso.