domingo, 27 de noviembre de 2016

TORMENTA






El cielo suena con un grito ronco roto de dolor
Se lamenta el firmamento
 mostrando con fiereza la tormenta
Truenos, rayos, lamentos en una noche de tristeza 
Cruje la negrura con voces amenazadoras
Gimen bocas voraces ávidas de otras bocas
Y en el patio la lluvia se derrama
 sobre el jazmín
 llorando a lágrima viva su pena
Yo, en una soledad desgarradora
 busco un motivo para despertar mañana





3 comentarios:

manuel ruiz dijo...

Qué gran poetisa.
Traslada, de manera desgarrada, unos sentimientos y sensaciones, que nos hace compartir, como si fueran propios.
Una maravilla.

Mari Carmen Polo Soler dijo...

Una maravilla de poema, Leonor. Así se siente la tormenta, amanezadora y electrizante.
Un abrazo y buen comienzo de semana.

Juan L. Trujillo dijo...

La tormenta es más triste y sonora si no tienes a quien abrazarte.
Bello poema.
Un beso.