miércoles, 31 de agosto de 2016

ESTE JUEVES: ADIVINA ADIVINANZA





Esta vez nuestra excursión no nos llevaría muy lejos, no saldríamos de nuestra provincia, estábamos a no demasiada distancia de casa pero con los constantes cambios que hay en las carreteras era más seguro dejarnos llevar por el satélite así que marcamos las coordenadas y comenzamos a seguir las instrucciones de una voz femenina. Hubo un momento en que creímos que nos estaba tomando el pelo porque nos hizo meternos por medio de inmensos invernaderos, grandes extensiones plastificadas donde se cultivan flores que se exportan a todo el país y más allá de nuestras fronteras. Tras recorrer varios kilómetros vimos de nuevo una carretera asfaltada y a lo lejos la transparente cúpula de la más grandiosa construcción de ingeniería que se ha hecho en España para el uso que tiene encomendado, un proyecto finalizado por Jaime Font.  Al acercarnos comenzamos a divisar el azul del atlántico que baña las playas de esta ciudad y una vez delante del monumento, y aunque lo hemos visitado en numerosas ocasiones, no podemos menos que mostrarnos admirados por su majestuosidad. Accedemos por una escalinata hasta la puerta de entrada desde la que podemos admirar un hermoso patio rodeado de pilares con arcos de medio punto sobre los que descansa un segundo piso igualmente decorado con pilares y arcos. El suelo de mármol da frescor al conjunto iluminado por una montera de forma piramidal a cuatro aguas. Ya situados en este punto se puede comenzar la visita que nos irá mostrando la historia y finalidad de su construcción, el motivo por el que está situado en este enclave y las modificaciones que ha ido teniendo en aras de un mejor servicio y adecuándose a las nuevas tecnologías. Una muestra de antiguos artilugios usados a lo largo del tiempo están expuestos para disfrute del visitante que puede ir comprendiendo los avances de la técnica y las dificultades que pudieron tener los primeros profesionales para ofrecer un servicio eficaz y seguro.
Desde la parte alta a la que se llega haciendo un pequeño esfuerzo que pone a prueba nuestra capacidad pulmonar tenemos unas vistas de ensueño. Un barco que encalló hace años y al que los vecinos llaman el barco del arroz,  nos muestra parte de su casco enmohecido. Muy cerca de donde se asienta la construcción que estamos visitando hay una zona rocosa que llaman los corrales donde se capturan durante la noche y en bajamar los chocos que harán las delicias de muchos paladares.
Sobre la piedra ostionera de la que está construida en su mayor parte esta gigantesca obra, encontramos una placa que es un vértice geodésico y que está penado destruirlo como indica en su inscripción.
A la izquierda, a unos kilómetros de distancia de donde nos encontramos, distinguimos las torres de un santuario con sus ventanas de doble ojiva construido muy cerca de las arenas rubias de la playa de la Regla.
Pletóricos de belleza iniciamos la bajada de los cientos de escalones que engarzan el cielo con la tierra. Y nos despedimos de este lugar con la certeza de volver.

¿Sabéis dónde hemos ido?






15 comentarios:

Montserrat Sala dijo...

Mira no se cual pero q eu habeís vistado un faro es más seguro que el sol que brilla
en el firmamento. Nos hss mostrado tantos y tan hermosas construciones de este tipo, q en este momento no acierto el que és.
UN fuerte abrazo Leonor.

Tracy dijo...

Me parece que te refieres al Faro de Chipiona desde donde se ve el Santuario de la Virgen de Regla que está situado en la misma playa..Un abrazo

Ester dijo...

Me atrevería a decir Chipiona. Un abrazo

rosa_desastre dijo...

Hace muuuchos años que no voy, podría ser Chipiona?? Pueblo de Cadiz, blanco, salado y marinero.
Besosss.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Confieso que no tenía ni idea pero he hecho trampa y recurrí al buen amigo google y creo tener la respuesta, el Faro de Chipiona. Si no le he acertado, bueno, igual ha sido un gusto intentarlo/
Un fuerte abrazo

Carmen Andújar dijo...

Leonor. ¿ Es Chipiona? Bueno sino, da igual, me ha encantado tu descripción.
Un abrazo

Leonor dijo...

Pues sí amigas es el Faro de Chipiona. Montserrat, es normal que sabiendo mi afición a visitar los faros puedas haber dudado. Y a ti Mónica veo normal que hayas tenido que echar mano a google, yo ya había pensado que los que no vivís a este lado del atlántico podríais tenerlo más complicado por eso puse detalles que se encontraran en internet.

Un abrazo. Y ahora me voy a ver vuestras adivinanzas.

Juan Carlos Celorio dijo...

Si me llego a leer los comentarios antes de buscar lo habría sabido. De todas formas, los datos que diste fueron suficientes para llegar a Chipiona.
Tal como lo has contado me has dejado con unas ganas enormes de ir a conocerlo y, aunque cueste, subir a lo más alto para ver esas vistas.
Muchos besos.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Pues no tenia ni idea aunque segun iba leyendo me venian unas ganas de visitarlo de lo bien que lo describes.Besos.

Charo dijo...

La descripción me ha parecido una maravilla y he sabido que se trataba de un faro, por lo que dices y porque también sé lo de tu afición. Reconozco que no sabía de cual se trataba y hubiera recurrido a google si no hubiera leído los comentarios anteriores ja,ja.
Un beso

Mamaceci dijo...

Pues si, googleando a Jaime Font te remite a ese faro tan maravillosamente descripto, que por lo que dices no es un faro común. Me dieron muchas ganas de visitarlo.

Abrazo Leonor

Alfredo dijo...

Hola Leonor, gracias por participar en esta propuesta tan caprichosa como compleja. He acertado, no he querido leer los comentarios antes de investigar (Internet es la «leche») y compruebo que he dado con ese maravilloso lugar.
Gracias de nuevo por responder a mi convocatoria. Besos

Pepe dijo...

Mi querida amiga, primero lo he buscado con tus pistas y creo haber dado con el faro de Chipiona. Más tarde, los comentarios me hacen pensar que mi apuesta ha sido positiva. No lo conozco, pero me lo apunto para una próxima visita. Preciosa y detallada descripción.
Un fuerte abrazo.

Mag dijo...

El tema de la virgen de Regla, lo del "barco del arroz"... un paseo me he dado por D. Google y puede, solo puede, que hables del Faro de Chipiona... pero... no sé... Ya me sacarás de dudas.

Un beso :-)

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Neogéminis se merece una mención, por los lugares que ha acertado. Y google puede ayudar, pero hay que tener una mínima referencia parar llegar a un resultado acertado. Así que eso no le quita mérito.
Bien planteado.