martes, 21 de junio de 2016

CONTANDO LAS SEMANAS




Fotografía del eclipse de luna de junio de 2011

Semana 25 inspirados en el título de una canción, Eclipse.


Y vino una extraña oscuridad que se fue comiendo la luna hasta engullirla por completo. Luego de la misma forma que la había devorado la fue vomitando y la luna agradecida volvió a iluminar el cielo. 








7 comentarios:

Sindel Avefénix dijo...

Son bellos los eclipses, pero sobre todo porque duran lo suficiente como para que esa oscuridad se vuelva nuevamente luz.
En pocas palabras has escrito una metáfora de la vida misma.
Un beso enorme.

Tracy dijo...

Me gustó tu forma de contar el eclipse.

Ester dijo...

Es que la Luna es un "sol" siempre dispuesta a inspirar sueños. Un abrazo

Juan Carlos Celorio dijo...

Es una explicación al fenómeno que a veces se produce, la más natural.
Y cambiando de tema, qué envidia me da el libro que estás leyendo. Lo leí, me fascinó, tanto la historia como la manera que el autor eligió para contarla. Una de mis novelas favoritas. Espero que también te guste.
Un abrazo.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Poesía contundente y concisa para realzar la magia de un eclipse lunar. Un abrazo

Mag dijo...

Eso es un eclipse y un regenerarse, un brotar desde la nada para serlo todo.

Un beso grande.

Manolo Ruiz. dijo...

Una forma maravillosa de explicar este fenómeno y sus sensaciones.