martes, 3 de mayo de 2016

CONTANDO LAS SEMANAS





Semana 18 inspirados en la palabra "Ecos"

Intentaba dormir pero en su pensamiento resonaban una y otra vez las palabras de aquella triste despedida. Se mezclaban con los recuerdos de las primeras miradas, de los primeros roces inocentes que no llegaron a pasar de eso,  de un beso rozando la comisura de los labios, como robado al destino con la complicidad de las sombras de la noche. Intentaba dormir. Se acurrucaba abrazándose a sí misma. El sueño se negaba a acogerla en su mundo de quimeras. Intentaba dormir pero su cabeza era una barahúnda incontrolable. De nada valía buscar recuerdos felices, al contrario, ellos engrandecían la pena de este momento. Intentaba dormir y fue a refugiarse en los ecos lejanos de un poema de amor,  Me falta verbo para saber cantarla..., y así, mecida por el dulce tañido de sus palabras,  se dejó llevar por un sendero ilusorio que no llevaba a ninguna parte.











11 comentarios:

manuel ruiz dijo...

Hay cosas maravillosas que, aunque no puedan llegar a tener un final feliz, dejan ese eco precioso y profundo que Leonor describe de forma magistral.

Sindel Avefénix dijo...

Los ecos de los recuerdos son los peores, sobre todo cuando son de cosas deseadas que no se han podido concretar. Pasa la noche y ellos resuenan cada vez más fuertes en la soledad del alma.
Precioso texto, aunque tristón.
Besitos.

Tracy dijo...

Acertó buscando los ecos de una poesía para tranquilizarse, no es mala cosa.

Ester dijo...

Siempre hay una poesía, una canción que acompañe los recuerdos. Abrazos

Diva de noche dijo...

En medio de momentos oníricos y otros que tardan en llegar, hemos creado una situación muy parecida con los ecos de amores que parecen no poder sobrevivir..besos...preciosas letras..

Montserrat Sala dijo...

HOla Leonor: Has sabido reflejar, con mucho acierto el eco de un recuerdo de desamor. Una lastima que tu protagonista, no puiera vivir intensamente este amor, que se presentaba muy romántico. Muchos besos.

censurasigloXXI dijo...

Suenan y resuenan todas ls palabras que duelen, bien porque nos han dicho o bien porque las decimos; bien porque las esperábamos con ansia y no nos las dicen o bien porque queriéndolas decir no pudimos.

Qué entrada tan bonita, Leonor, Bravo.

Un beso, compi.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Esos ecos de tristeza, de pensar todo lo que pudo haber sido y no fue....son como asignaturas no aprovadas, quimeras, deseos que se van diluyendo. Magnifica entrada, besos.

Alma Baires dijo...

Siempre se dice que hay canciones que se transforman en personas cuando hacen eco en nuestra memoria.

Un beso.

Mag dijo...

Lo que un día nos hizo bien cómo retumba luego... Nada acabó cómo se esperaba y ya ni el recuerdo.

Un besazo.

Musa dijo...

No siempre hay final feliz, pero esos ecos se quedan grabados en el alma.

Un abrazo