lunes, 1 de junio de 2015

CONTANDO 53 SEMANAS





Semana 23 inspirados en la palabra TIERRA

Fui nada y semilla fui
semilla depositada en tierra fértil
germinada con amor
nacida para ser una nueva tierra 
y mis entrañas dieron sus frutos
semillero de ilusiones
fui terreno abonado
 portadora de corazones
cuna de nuevos brotes
más que un ser 
fui la tierra entera
mujer gestante y madre
sembradora de promesas
 generadora de vida
y, seré abono de otras tierras








13 comentarios:

Ester dijo...

Un precioso canto a la vida desde la semilla hasta el todo. Abrazos

Sindel dijo...

Te aplaudo Leonor, un poema que emociona hasta el alma.
Tierra y semilla perpetuada, eso son tus versos.
Un beso enorme.

Tracy dijo...

Es lo más importante de la tierra como cuida sus semillas y nos regala sus frutos y más si esos frutos somos nosotros mismos.

María dijo...

Tierra fértil. Tierra de semillas. Tierra de todos.

Un beso.

Carmen Andújar dijo...

Un poema lleno de esperanza, la tierra como madre y germinadora de nuevos frutos.
Un abrazo

Ilesin dijo...

Hermoso sentirse semilla y ver como de una nacen nuevos brotes y otras simientes que se hacen a su vez otras semillas para al final tener un bello bosque de almas.
besos

Marta Nidia Ioele dijo...

Hermosa presentación en donde tierra y semilla cumplen con la más bella misión, Me agardo leerte.
Un saludo Marta

Marta Nidia Ioele dijo...

Hermosa presentación en donde tierra y semilla cumplen con la más bella misión, Me agardo leerte.
Un saludo Marta

Montserrat Sala dijo...

Que bién te has expresado. Una poesia que abarca todo nuestro recorrido vital.
Un entrada digna de tí, poeta!!! un abrazo cariñoso para tí y un recuerdo para toda la gente de tu casa.

Yessy kan dijo...

Qué maravilla de oda, Leonor!
Brota la semilla oculta y nos da el fruto por nuestra amada tierra.
Besos

Isa Iss dijo...

Muy bello Leonor. Esa semilla es un canto de esperanza

Un beso
Isa

http://cabalgandopormimundo.blogspot.fr/

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Hermoso pensamiento... la fertilidad nos igual con nuestra tierra, aún cuando no hayamos tenido hijos quedamos en lo que hemos amado y hecho.
=)

Musa dijo...

Bello canto, semilla de esperanza.
Besos