martes, 26 de mayo de 2015

CONTANDO 53 SEMANAS





Semana 22 inspirándonos en la palabra CARICIA

He olvidado mi nombre
 mi vista me engaña
mi oído no alcanza al sonido
amargo es mi sabor
y algunos aromas me traen recuerdos
que no logro cohesionar
solo mi piel posee memoria
memoria de tus labios
de tus dedos y tus manos
del roce de tu cuerpo
de los besos incontables
que la recorrieron
de la dulce sensación de tu tacto
de la calidez de tu lengua aventurera
mis sentidos agonizan 
los años los han desgastado
pero permanece
una dulce remembranza
 de tus caricias







9 comentarios:

Tracy dijo...

esas nunca se olvidan.

Ester dijo...

Es precioso que cuando todo se olvida el roce de las caricias sigan haciendo latir los recuerdos. Un abrazo

matias GARCIA PUPO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sindel dijo...

Caricias que se perpetúan en la piel, más allá de los sentidos y los tiempos.
Un poema maravilloso, con un final que lo hace intenso.
Un beso enorme.

Carmen Andújar dijo...

Eso es lo último que se olvida, las caricias y el cariño de la persona, eso nunca nos lo quitarán.
Entrañable y lleno de sentimiento tu poema.
Un beso

Montserrat Sala dijo...

Hola Leonor: las ropas pasan de moda: los cohes se hacen viejos, las casas también. Todos los productos infomáticos, caducan nada más salir. Pero ay amiga!!! Existe una cosa que siempre está al dia, desde los tiempos más remotos.Que és?...Lo sabemos muy bién: Es el amor, las caricias, los besos...
hasta la semana que viene!!! un beso.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

La memoria táctil es quizás la que más hondo cala en nuestra alma. Sus destellos llegan de improviso.
Un abrazo

Yessy kan dijo...

Bravo! Que intensa tu lírica, Leonor. Esas caricias son imborrables!
Besos

Ilesin dijo...

A veces los sentidos se quedan perdidos en la nada sin embargos reviven bajo el flujo de una caricia.
Besos