lunes, 20 de abril de 2015

CONTANDO 53 SEMANAS





Semana 17 inspirándonos en la palabra SOLEDAD.

Envuelta en mi soledad 
cierro los ojos para no verla
mi pensamiento en otro lugar
lejos de esta realidad
siento el minutero del reloj
en su inexorable paso
su voracidad de tiempo
restando horas a mi vida
tragándose mi existencia
y sigo sola en mi soledad
esperando otro momento
abro los ojos 
pienso si es sueño
pero sigo rodeada de la nada
contando la exactitud del minutero
sola en la soledad 
esperando otro momento






13 comentarios:

Tracy dijo...

Y que lento marcha el tiempo...

Ester dijo...

Deja pasar el tiempo no estás sola, ella, la soledad, te acompaña.

Sindel dijo...

Triste y doloroso poema. La soledad que se instala y las horas que corren lentas hasta el momento en que decida irse. Pero a veces es necesaria esa soledad.
Un beso enorme.

Ilesin dijo...

Es verdad que cuando el peso de la soledad es grande el tiempo parece no pasar y es mucho más dura la existencia.
Besos

Montserrat Sala dijo...

A mi lo que e agrada de este tema es la soledad compartida con mi família

Aunque los hijos se han ido casi al mismo tiempo que los padres. y la soledad ya se comparte solamente entre dos.

Una poesia muy bonita, Leonor.

Musa dijo...

Soledad, compañera, minutero lento que arrastra el tiempo.

Isa Iss dijo...

Cuando las horas empiezan a correr lentamente, es el momento en que hay que salir de esa soledad.

Lo mas triste es cuando notas soledad estando acompañada.

Bonito aporte Leonor
Un beso
Isa

Carmen Andújar dijo...

Esta es la peor soledad, la no buscada.
Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Un sueño muy angustiante. Una terrible pesadilla.
=(

Un abrazo

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Transformar la soledad en Bella Armonía.


Gracias.
Un Abrazo.

matias GARCIA PUPO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Juan Carlos dijo...

Soledad, tiempo que se siente como transcurre ... Me ha gustado y me ha traído a mente una canción que me fascina, llamada Estoy esperando a mi amor, de Esclarecidos, que empieza muy triste pero va subiendo hasta terminar dando felicidad.
Un abrazo, querida amiga.

G a b y* dijo...

Es que cuando canta presente, por más que intentemos evadirla, allí seguirá estando.
Tu poema late, como ese tic tac incesante.
Besos y buen inicio de semana!
Gaby*