miércoles, 5 de septiembre de 2012

ESTE JUEVES: RELACIONES





   Desde el mismo instante en que te vi sentí que tu mirada era esa que pones cuando algo te corroe por dentro. No debí meterme el móvil en el bolsillo. No debí pedirte que me dejaras en casa y fueras a llevar el coche al garaje. No debí haber jugado a "yo te mando un mensaje y tu me respondes con otro". No debí dejar los mensajes en el teléfono. Cuando llegué agotada por la carrera hasta el garaje ya era tarde, tu habías encontrado el móvil en el asiento y habías leído su contenido. Una serie de circunstancias encadenadas que en un instante pueden romper una relación.



32 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Jejeje, Leonor, no debió, nooo, pero ahora ni borrándolos elimina la mala uva y se rompió la relación.
Por eso yo no dejo mensajes, por eso no utilizo el móvil, ni el electrónico, ni face... por eso a mis...conocidos, les envío mensajes de humo a lo apache.

Un corto muy divertido y aleccionador, sí señora, y escrito de perlas que nos va de ídem.
Besito contento.

censurasigloXXI dijo...

Son esas pequeñas casualidades encadenadas que nos llevan a veces a cosas satisfactorias sin saberlo ¡pero también a meter la pata hasta el codo! entonces es cuando pensamos... si no hubiera hecho esto o lo otro... pero igual no es tarde, y si lo es, pues a reflexionar y no repetir. Si se puede, claro, porque los humanos gustamos de hacer mal las cosas mil veces y no aprender...

Un beso y un café.

Cecy dijo...

Ops, Como dice Natalia, no debió, claro que no...en un segundo la catástrofe.


Un abrazo.

San dijo...

Uf!!!! que mal rollo, cualquiera intenta recomponer. Nada de mensajes comprometidos, mejor como dice Nátali mensaje de humo jjajaja.No te hizo falta ni las 250 palabras. Claro clarito lo has dejado.
Un abrazo.

rosa_desastre dijo...

Por endulzarse unos instantes con palabras prestadas, se le quedará un gusto amargo para el resto de los dias.. aaaiiissssss que torpe.
Un beso

José Vte. dijo...

Las redes sociales, mensajes de móvil incluidos, tan potentes hoy en día los carga el propio diablo.
Suelen empezar por una casualidad, pero siempre parte de un error por parte de la persona. Nunca se deben de enviar mensajes ni correos que no queremos que se sepan, jajaja.

Un abrazo

Susurros de Tinta dijo...

Pero bueno!!!, que venga a ser la sirena la que ponga orden y moral en los comentarios!!!porque digo yo que el fallo no estuvo en dejar el móvil a la vista, si no en jugar con dos barajas!!!, aisss, estos humanos, jajaja, eso si, el relato es genial, como se puede contar tanto en tan poco?, pues ahí está, clarito como que los pecados se pagan, se sea creyente o no, que digo yo que lo mismo el inconsciente empujó a olvido para que el móvil quedase a mano, que digo yo que porqué se mira el móvil del otro, eso es inmoral también, lo mismo es que se le notaba en la mirada que estaba enamorada...de otro, aigggg, perdona Leonor, pero creo que me ha poseído una monja o algo así, jejeje, miles de besosssssssssssss

Mari Carmen Polo dijo...

Sí, a veces suele pasar eso. Hay muchas cosas que no se deberían hacer, pero... se hacen.

Me ha encantado tu relato, real como la vida misma, Leonor.

Un abrazo

Valaf dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Valaf dijo...

Esos juegos los carga el diablo, o no, según se valore la relación con la persona que está compartiendo tu vida.

Un beso

mariajesusparadela dijo...

Alguien que lee lo privado, no te merece.
La relación se hubiera roto igual.

Atalanta dijo...

Que peligro... jugar a dos bandas.

Muy bueno Leo... por cierto ¿que cenamos hoy?

Besos relacionados

Maribel G. M dijo...

Uyyyyy!!!! Hay que tener mucho cuidado con el móvil, no suele ser discreto.
Buen relato.
Un saludo

Carmen Andújar dijo...

Esto de los mensajes es muy traicionera, donde esté una llamada que se quite lo demás.por más gratis que sea, después se descubre y mira lo que pasa.
Divertido micro
Un abrazo

Luis Rodriguez dijo...

Las mentiras tiene patas cortas y más si se involucran el móvil y los mensajes de texto, todo el mundo descuida algo y a la larga, pasa lo que pasa.
Saludos

Neogéminis dijo...

Iba a poner "las mentiras tienen patas cortas"...pero se me adelantaron! jejeje
Bueno, valga igual la intención!

un abrazo juevero.

Matices dijo...

Vaya... ¡cómo se le ocurre!. El que juega con fuego se quema, aún así... el marido, un indiscreto, ya no había confianza y eso es un pilar en toda relación.

Besos!!

G a b y* dijo...

Jmmmm... si habrá que ser cauteloso (claro, si se anda en esos saltos), tal vez mejor es ser honesto, pero a veces... a veces hay miradas que nos arrastran! Hay cosas inevitables.
Besitos al vuelo:
Gaby*

casss dijo...

...a veces el diablo mete la cola, y ahí están los resultados!!! en pocas palabras "un no debí" y todas sus consecuencias.

un abrazo juevero.

Marta C. dijo...

antes de darle a "enviar" en cualquier artiligio, hay que pensar en las consecuencias. más de 1 pareja ha roto por 1 simple movimiento de un dedo. muy bien, en pocasa palabas una hª completa. bss


(siento mi estilo telegrafico, ando mal de brazo derecho)

Maria Liberona dijo...

ufff!!!
difíciles relaciones

maria jose Moreno dijo...

Hay que tener mucho cuidado con esas cosas, que al final todo se sabe y la relación se puede terminar. Chungo, muy chungo.
Un besito y gracias por estar aquí.

Pepe dijo...

La metedura de pata confiando en un artilugio maligno en grado sumo como es el móvil, puso de manifiesto una realidad latente. Jugar con fuego nos lleva a quemarnos. Ella flirteando por fuera y el desconfiando y violando su intimidad. Esa relación basada en mentiras estaba abocada al fracaso. El móvil olvidado fué tan solo el detonante.
Magnífica exposición en tan cortas lineas.
Un fuerte abrazo.

Sindel dijo...

Ay que momento terrible!!! Lo viví en carne propia, pero al revés, un mensaje de texto que no era para mí llegado a mi móvil, una relación rota, un corazón que sangra... En fin, de todas formas siempre es mejor enterarse antes que seguir engañada.
Un beso.

Teresa Oteo dijo...

Qué bueno! lo de los mensajes en el móvil es muyyyy peligroso, cuántas relaciones se habrán roto por culpa de sms!
Me ha gustado mucho Leo.
Un besazo

Any dijo...

El telefonito ha llegado para solucionar muchos inconvenientes y también para complicarnos la existencia ... .
Es difícil explicar o desmentir lo que queda escrito, mala suerte para el que anda de trampa.
un saludo

Mari Carmen Polo dijo...

Leonor, esta es la dirección del blog del EDM Challenger:

http://karenwinters.com/kblog/edm-challenge-list/

Como verás, hay una lista de tareas para hacer. Se trata de que cada uno lo vaya haciendo a su aire. Empieza por el primero (tira de la lista hacia abajo, y verás el nº 1: pinta tu zapato). Si quieres ver cómo hacen las cosas otros artistas, entra en el blog de Danny Gregory y mira sus entradas anteriores. También en el blog de Mary Walker, o de Karen Blados, puedes encontrar sus dibujos del desafío Challenger. Además ahí puedes encontrar dibujos magníficos de esas artistas, que siempre nos aportarán ideas :)

Venga, anímate, hazlo y lo vas dejando en tu blog, con el rótulo-título como lo vamos dejando Lola y yo.

Un abrazo

Mari Carmen Polo dijo...

Como verás, las tareas de dibujo del EDM Challenger están en inglés, pero no creo que tengas dificultad para saber lo que quiere decir cada tarea. Si algún nombre no lo sabes, busca el significado en el wordreference.com, que es un diccionario cojonudo.

Besos

Pepi dijo...

En la fracción de un segundo, cambia de opinión el mundo. Eso creo que era una sección del Selecciones de hace años. Y es así, un mensaje te puede cambiar la vida, para bien o para mal. Saludos.

Encarni dijo...

Un tema curioso este de los mensajes del móvil, hay de todo, se puede romper una relación, o se puede comenzar otra, o pueden servir para una orden de alejamiento, lo que se puede encontrar es variopinto.

Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Qué peligro tienen los móviles y la confianza al alejarlos de nuestras manos.
Muy buen relato (a pesar de la limitación de palabras) y, por cierto ¿dónde he dejado mi móvil? (es broma).
Muchos besos.

*L* dijo...

Uhhhhhhh!!!

Breve, al grano y muy real.

¡Fantástico tu relato, Leonor! :)

Besos.