lunes, 16 de enero de 2012

NEVADA



La naturaleza sigue su ritmo.
Las nieves vuelven a cubrir de blanco el paisaje.
El gélido frío dibuja miles de estrellas en las gotas de lluvia.
 Nos sobrecogemos ante tal despliegue de belleza
y volvemos a sentir que todo sigue su eterno ciclo.



2 comentarios:

Verónica Marsá dijo...

Madre mía, con lo friolera que soy... bueno, detrás de un ventanal, café en mano, libro, mantita y provisiones suficientes, igual aguanto.

La belleza está ahí, es cierto, y llegará el color de nuevo...

Beso.

Mari Carmen Polo dijo...

Las nevadas son espectaculares, Leonor, aunque tienen sus riesgos. Ayer, en Madrid, hizo viento y frío, y todos creíamos que iba a nevar. Lo hizo en la sierra, y nada más. Hoy ha hecho un día radiante, casi con calor. De verdad que no entiendo estos cambios de temperatura tan extraños.

Me gusta mucho tu poema a la nieve.
Un abrazo.