lunes, 6 de octubre de 2014

PALABRA 41 DE 52: CONTANDO LAS SEMANAS





La palabra propuesta por Karina esta semana es OPORTUNIDAD.

 No sabe el polluelo que nace enjaulado que sus alas son su oportunidad
no conoce más mundo que el que cabe entre las rejas
no más alimento que el triste alpiste racionado
ni más fuentes que un bebedero verdinoso

¿Qué sabe de limitación el que nacido en un nido del bosque
tiene la oportunidad de volar en solo unos días
con potestad para desplegar sus alas y viajar?
¿sabe el que nace libre lo que es la libertad?

Pajarillo que naciste entre barrotes
no cejes tu voluntad, dispón tus alas al vuelo
tendrás la oportunidad de descerrajar tus prisiones
y echar tu alma a volar. 







13 comentarios:

Maty dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tracy dijo...

Muy bien cuestionada las limitaciones con las que venimos de fábrica a este mundo

Montserrat Sala dijo...

Leonor: me ha gustado mucho como has aprovechado tu oportunidad, de una manera brillante. Tienes un gran talento para buscar la palabras exactas en el espacio justo
y con el tema adecuado, Perfecto. Un beso.

Ester dijo...

Mis hijas tenían un pajarito que aprovechó la oportunidad de puerta abierta y salio volando. Pero posiblemente no le sirvió de mucho.

Sindel dijo...

Qué lindo, ojalá tenga ese pajarillo la oportunidad de conocer su libertad. Una vez tuve una pareja de manones, y uno de ellos se voló cuando tuvo oportunidad, espero que haya podido ser feliz con su libertad, luego de eso no volví a tener nunca más pájaros enjaulados.
Un poema hermoso que nos deja una profunda reflexión.
Un beso enorme.

Yessy kan dijo...

Bellos y encantadores versos.
La libertad no se debe enjaular, ya que a la primera oportunidad se escapa, como tu pajarillo.
Besos

LAO Paunero dijo...

tal vez el temor al cambio lo supere y desaproveche esa oportunidad de volar... a muchos les pasa Leonor. Me gustó tu reflexión.

Carmen Andújar dijo...

Cada uno se conforma con lo que tiene. En este caso, el que está enjaulado al no ver otra cosa es feliz; pero si supiera que se siente al volar, se escaparía.
Un abrazo

G a b y* dijo...

A veces se hace difícil visualizar las oportunidades, sobre todo cuando no se tienen puntos de comparación como para darse cuenta qué es lo que nos conviene más...
Un poema que decididamente invita a desplegar alas, e intentar conquistar nuestras propias libertades. Ojalá ese polluelo, pueda extender las suyas y emprender vuelo.
Besos... al vuelo...
Gaby*

Ilesin dijo...

No siempre vemos las oportunidades que la vida nos muestra y es que cuando se ha crecido en un mundo donde las satisfacciones son entregadas no existe el afán de salir y buscar algo diferente.
Besos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Hermoso mensaje!
=)

Pepe dijo...

No se aprecia la libertad por aquel que nunca la ha tenido ni conoce en qué consiste. No puede soportar la prisión el que siempre ha vivido en libertad. Sé de pájaros que han vuelto a las jaulas tras habérselas abierto o liberados que han vuelto a delinquir tan sólo para volver a la cárcel. Excepciones que confirman la regla de que los seres vivos ansían ser libres.
Un fuerte abrazo.

María dijo...

Que vuele que vuele muy alto el pajarito en su libertad.

Un beso.