lunes, 25 de agosto de 2014

PALABRA 35 DE 52: CONTANDO LAS SEMANAS




Esta semana toca hablar de la LLUVIA


La montera del patio amplificaba el goteo incesante que durante la madrugada la había despertado. Acurrucada entre las sábanas acudió a su pensamiento la tristeza que tantas veces la embargaba, su vida era rutinaria, de horas muertas tras los cristales de su cierro de visillos ajados de tanto tocarlos para asomarse a ver si la vida fuera seguía siendo igual de monótona que dentro, esperaba que alguna vez al apartar aquella tela la calle de toda su vida se hubiera transformado en un escenario diferente donde los sueños tenían la posibilidad de hacerse realidad, donde los deseos con solo pensarlos se cumplían, donde la vida era una constante caja de sorpresas. ¡Cuántas imágenes trajo a su mente aquella pertinaz lluvia!




10 comentarios:

Tracy dijo...

¡Qué bonito y qué emotivo!

casss dijo...

la lluvia, como lo hace con la tierra, remueve muchas imagenes y recuerdos en nuestra cabecita...Muy veraz..tanto que yo también corrí a ver detrás de la ventana.

besos

Maty dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sindel dijo...

A veces la lluvia nos pinta ese cuadro melancólico de nuestra vida, como tan bellamente lo expresan tus letras.
Un beso!

Montserrat Sala dijo...

que bién te has expresado amiga Leonor.Los dias lluviosos són siempre especiales y marcan los momentos que se viven, con el paraguas a cuestas.
Te mando unas gotas de lluvia para variar

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Es cierto, el repiqueteo de la lluvia amplifica la melancolía de nuestros pensamientos.
=)

Ilesin dijo...

Muchos somos los que ansiamos vislumbrar ese cambio que nos empape como una lluvia que hace renacer la vida.
Besos.

Verónica Jazzy dijo...

La lluvia nos vuelve nostalgicos, es parte de su encanto.
Abrazos

LAO Paunero dijo...

¡que linda forma de expresar los sueños a los que remonta la lluvia!!¡saludos Leonor!

Yessy kan dijo...

Preciosas palabras, como gotas de lluvia. Los recuerdos siempre van acompañados de las melodías de la lluvia.
Saludos