sábado, 29 de marzo de 2014

FARO DEL DIQUE DE PONIENTE. ALMERÍA



Hace casi un mes que publiqué la entrada dedicada al Faro de Adra que nos pillaba de camino hacia Almería donde habíamos quedado con los Amigos de los Faros de Andalucía. Por la mañana teníamos que estar tempranito en el muelle de Almería para visitar el primero de los tres faros que nos iban a enseñar, el Faro del Dique de Poniente.
Este faro es una preciosidad, no muy alto pero coqueto en su decoración, con planta octogonal, con torre blanca y tope rojo.
Tanto en la parte baja de la torre como bajo el balcón de la misma está decorada con  elaborados azulejos, como podemos ver en las siguientes imágenes.






A las 9 y media de la mañana los reporteros de Canal Sur nos esperaban en el muelle para entrevistar al Presidente de nuestra Asociación que les explicó tanto los motivos de nuestra visita como los que nos han unido en este grupo de defensores de los Faros Andaluces.



Francisco García, presidente de la asociación,  entrevistado por el reportero de Canal Sur. Al día siguiente, el 31 de diciembre, en Almería se celebraban los 150 años de la inauguración   del Faro de Mesa Roldán, cuyo farero, como ya hemos comentado, nos acompañaba en este recorrido. Por ese motivo había organizado visitar en último lugar su faro y celebrar juntos sus 150 años.


Cuando pudimos comenzamos a subir en grupos de cuatro hasta la linterna. Mario Sanz, el farero de Mesa Roldán, nos acompañó en la visita respondiendo a todas las preguntas que le fuimos haciendo. Es un enamorado de su profesión y no tuvo inconveniente en responder unas cuantas veces a las mismas preguntas. Lo que más diferencia a un faro de otro, desde el punto de vista constructivo, es la escalera. Podemos pensar que son todas muy parecidas pero ninguna es idéntica a otra.


En este caso tiene el hueco de la escalera descubierto,  rodeado por una barandilla. Normalmente por este hueco, abierto o cerrado, pasan  los cables del contrapeso que permite el giro de la lente.  Ya no son necesarios desde que se empezó a usar la electricidad en su funcionamiento.


No tiene comparación subir esta torre o la del Faro de Chipiona con sus 322 escalones. Este faro es cómodo y se sube con facilidad.


Al pasar por las ventanas nos detenemos a disfrutar del paisaje.


Escalera metálica de acceso a la linterna.


Escaleras vistas desde arriba.


La luz de esta torre marca el lado de babor (izquierda) de entrada al puerto, por eso hasta hace poco la óptica era de color rojo, ahora es blanca pero en su interior los leds son rojos. Ahora tiene el mismo aspecto pero mayor alcance.


En esta fotografía del año 2010 vemos la lente roja.


Mario Sanz escuchando pacientemente nuestros comentarios.


Vista del Puerto de Almería y parte de la ciudad desde la linterna del faro.


Aún nos quedaban dos faros por visitar y ya me encontraba plena de felicidad.


Para dejar constancia de mi paso por este faro.


Linterna y balcón del faro.


La torre tiene una altura de 12 metros quedando el plano focal a 19 metros. El ritmo de la Luz L 1 oc 4, y el periodo de la luz (s) 5.0. Luz color Rojo. Alcance Nominal Nocturno (MN) 7.

Por el alcance de su luz no es considerado faro pero bien se le puede dar el título por la belleza de su edificio.

Una vez que todos los amigos habíamos subido a la torre y nos habíamos pertrechado de suficientes fotografías, tuvimos que partir camino del Faro de Cabo de Gata, el segundo de los que íbamos a visitar.

El día nos acompañaba con un cielo azul brillante salpicado de nubes que embellecen las imágenes.




6 comentarios:

Ester dijo...

Que bonito es el faro, precioso por fuera y lindo por dentro. Un abrazo

Mari Carmen Polo dijo...

Qué bonito es el faro, Leonor. Nunca había visto el interior de un faro y jamás he subido a ninguno. Debe ser muy agradable, así que entiendo tu alegría :)

Un abrazo.

El viejo farero dijo...

Bonita entrada y bonitas fotos. Este faro es un buen ejemplo de lo relativo que es todo en esta vida: por su alcance técnicamente no puede llamarse faro, pero su torre y su elegancia le dan de sobras el título. Algo parecido le ocurre al de Bonanza, en Sanlúcar. Y a Mari Carmen decirle que la Asociación ya ha visitado, en menos de un años, 10 faros andaluces, ser socio es una buena manera de conocerlos por dentro.

Un abrazo.

LAO Paunero dijo...

¡lindo e interesante Leonor! ¡gracias por compartirlo!

censurasigloXXI dijo...

Qué imágenes tan bonitas, la vista de las ventanas, esa luz, los azulejos... todas las fotos son preciosas, chica guapa!

Un abrazo, Leonor.

FJCC dijo...

Unas fotos geniales, a pesar de vivir en Almería no lo conocía por dentro. Un abrazo,

Francisco J,