miércoles, 7 de noviembre de 2012

ESTE JUEVES: LA TELEVISIÓN







   En blanco y negro, con más nieve que en Damüls, con rayas horizontales que pasaban a velocidad de vértigo, y muchas veces sin señal, así recuerdo los primeros años de la televisión, era un continuo ir y venir del sillón al aparato gico para intentar sintonizar la primera y la única cadena que teníamos, para oscurecer o aclarar la imagen, para subir o bajar el volumen y, la mayor parte del tiempo, desesperados ante esa pantalla fija que se pasaba las horas diciendo: "Disculpen las molestias volvemos en unos minutos". 
   Por ver veíamos hasta la carta de ajuste, con el círculo central, los cuatro circulitos de las esquinas y los cuadros con la escala de grises. Y ahí estábamos hasta el cierre de emisión,  primero la musiquilla relajante de "El alma se serena" para introducirnos en la paz del sueño y luego el himno nacional y la bandera ondeando al viento para que nadie tuviera dudas de donde estábamos.  A pesar de todo era una maravilla tener el invento en casa, algunos incluso aprovecharon la ocasión y cobraban una pequeña cantidad para que los chiquillos entraran a verla. Cuando se generalizó su uso pudimos disfrutar  las famosas series, Vacaciones en el mar, El fugitivo, El fantasma del Louvre,  ¿Es usted el asesino?, El Santo, Bonanza, Embrujada, El Superagente 86, o Historias para no dormir, entre muchas más.


Las tardes eran para los más pequeños con los programas infantiles como Los Chiripitiflauticos, con el Capitán Tan, Locomotoro, Valentina, el tío Aquiles, los Hermanos Malasombra, o Hertal Frankel y la perrita Marilin y nuestro tiempo finalizaba con la Familia Telerín y su canción "Vamos a la cama", a la que no hacíamos ningún caso, porque raro el niño que se acostaba a esa hora, atrapados como estábamos por las ondas hertzianas.



  Los concursos culturales, con premios más o menos cuantiosos, tuvieron gran audiencia, recuerdo Cesta y Puntos o Un millón para el mejor, que me dejaban boquiabierta al ver cuántos conocimientos tenían aquellas personas. 


Con la 2, la UHF como la llamábamos, llegó el espacio de teatro Estudio 1 que nos descubrió las grandes obras de nuestros mejores autores así como un plantel de actores españoles inmejorables.


Doce hombres sin piedad, Julio César, Calígula, El avaro, Don Juan Tenorio, Cyrano de Bergerac, Cianuro, ¿solo o con leche?, El Mercader de Venecia, entre otras.

   Era la época en la que podías preguntar: ¿qué ponen esta noche?, porque la respuesta era fácil, no había lugar a dudas.
   
   




Sigan la programación en casa de Juliano, aquí , yo vuelvo en seis minutos, o no.



27 comentarios:

miralunas dijo...

qué lindo paseo por la nostalgia, Leonor! Muchos programas de esos veíamos en la Argentina, así que he ido recorriendo las letras y las fotos con una sonrisa.

saludos!

Cecy dijo...

Me deja ese sabor que no ha sido muy distinta nuestra señal. Si bien algunas cosas no las reconozco, otras me las has traído a la memoria, como la familia telerin, donde nos mandaban a dormir.

Lindo recuerdo.
Un abrazo.

casss dijo...

Toca el turno a otra del sur americano y rioplatense para comentar lo mismo: un relato con toque nostalgioso y muchas cosas (o programas) en común que gustó compartir.

Saludos! y buen jueves.

H. Fraile dijo...

Aunque en España comenzó a emitir en los cincuenta, fue hacia principios de los sesenta cuando comenzamos a enterarnos que existía la televisión, recuerdo la primera que pusieron en un bar, el desfile de personas para ver lo que llamaban un pequeño cine.
Hubo muchos programas y series que marcaron la historia como los que has recordado.
Un abrazo.

Tracy dijo...

Recuerdos en blanco y negro que van pidiendo paso para salir a plena luz del día.

Juan Carlos dijo...

Me has traido un montón de buenos recuerdos. La ventaja de la tele única ya la dices, que era fácil saber que ver. Yo ahora, con tantas cadenas ya no la miro.
Besos y literalmente, hasta pronto.

Neogéminis dijo...

Claro, con menos canales,las opciones eran bien pocas, pero eso también tenía sus ventajas: al día siguiente todos coincidían en el tema de conversación!jajaja
Un abrazo

Natàlia Tàrraco dijo...

Tienes razón Leonor, era casposa, pero entrañable, ante la pantalla, esa con nieve y cierre con bandera, crecimos.
!qué tiempos, qué series y programas!
Los he ido "visionando" con tus letras evocadoras. Besito.

Lola Polo dijo...

Ayyy que tiempos aquellos, Leo. Me encantaba Estudio 1, ¡que buenas eran sus obras!, y las Historias para no dormir, no me las perdía, ni una, aunque luego me moría de miedo, jejeje.

Un buen repaso a la televisión de entonces :),que de recuerdos...

Un abrazo

Lola

Mar dijo...

Buen recorrido nos traes por la historia de nuestra tve.
El programa Estudio 1 deberían de reponerlo porque es una forma de que el teatro llegue a todo el mundo a través de la tv (en lugar de poner tantos programas sin ninguna calidad).

Bss.

Cristina Piñar dijo...

Un bello recorrido por los comienzo de la televisión en España. Debía ser bonito ver a las familias reunidas esperando a que empezaran esos programas que nos cuentas. Un beso.

Fabián Madrid dijo...

Buen recorrido por la parrilla televisiva, tan limitada en programas y tiempo. Has evocado bonitos recuerdos. Un beso

Mari Carmen Polo dijo...

Qué tiempos aquellos del blanco negro y una sola cadena, porque la 2 raro era el que la veía bien, ¿verdad? Tantas cosas para recordar... :)

Un abrazo

San dijo...

Leyendote Leonor, uno se da cuenta de que ya tenemos unos añitos jejeje,muy buen recorrido en blanco y negro.
Un abrazo.

Encarni dijo...

Una buena programación, algunos titulos me suenan de oídas, o por los pelos. Yo de niña veía ese teatro de TV que dices y me encantaba.

Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

¡Qué épocas! Has dado un buen paseo por toda la historia de nuestra televió. Me acuerdo de todos esos programas, sobre todo los Chiripitiflaúticos.
Un abrazo

Tyrma dijo...

Posí. Resulta que entre tantas cadenas nos liamos y acabamos pegando el pestañazo de puro aburrimiento.
Antes esperábamos la peli del sábado, y nos tragábamos una de vaqueros que nos sabía a gloria bendita.
¡Que tiempos!
Un beso desde la ventana.

Matices dijo...

Pues tu paseo lo comparto en algunas cosas y otras me suenan porque he oído hablar de ellas. Me encantaba Estudio1 y La Clave con sus películas... Ahora apenas veo nada.

Besos

juliano el apostata dijo...

eres atn joven como yo, leonor, de eso no hay duda, pues ambos tenemos los mismos recuerdos televisivos..
otra cosa: mencionas programas, entre otros ese estudio uno... MECAGUENRUSIAAAA, QUIERO MÁS ESTUDOSUNOSSSSS¡¡¡
Y ME JODO EN LA DEGRADACIÓN DE LA TV ACTUAL...
medio beso.

Pepe dijo...

Tiempos difíciles aquellos de los primeros años de la televisión, una televisión mediatizada (aún más que ahora), que ya es decir, por el momento político que nos tocaba vivir, banderita de fin de programación incluida. Blanco y negro, veloces rayas, nieve en la pantalla, cartas de ajuste en tonos grises, y sin embargo seguíamos atentos la programación. Hoy a pesar de la diversidad, o tal vez por ella, se nos hace difícil saber programas y franjas horarias en las que los emiten. Me ha encantado tu mirada retrospectiva a aquellos primeros años de la TV.
Un abrazo.

José Vte. dijo...

Buen repaso Leonor, también recuerdo con mucho gusto todos esos años y esos programas. Has evocado una gran nostalgia, entonces, como bien dices, los programas eran seguidos por millones de personas.
Me gustó mucho ese recorrido encantador.

Un abrazo

Susurros de Tinta dijo...

Increíble, donde te has documentado?, a las sirenas el que te acuerdes de tantas cosas nos sorprende mucho, ya sabes, nuestra memoria de pez, pero al relatarlas uis, uis, es como haber abierto la caja de Pandora de los recuerdos y he visto el pequeño televisor en blanco y negro con la carcasa blanca y dos antenitas como los marcianos que le salían desde arriba, si, ese fué el primer televisor que vi en vuestro mundo, gracias!!!, miles de besosssssssssssss

Toni dijo...

Interesante y entretenido repaso de la historia de la tele de ese tiempo.
Algunos de los programas que citas, siguen teniendo miga. "Historias para no dormir" y "Estudio 1", por ejemplo
Saludos!

Sindel dijo...

Me acuerdo de todo lo que nos traes en tu relato, ese ir y venir para ajustar la antena, que se movía justo en momento culminé del mejor y más esperado programa. Me gustó mucho este recorrido al pasado, las series que nombras, los programas, me trajeron muchos recuerdos lindos.
Un beso.

rosa_desastre dijo...

Te lo has currado bien ¿eh? me encanta ese memorión que tienes y me has bañado de nostalgia pues compartimos los mismos gustos... claro que, yo ahora veo poco la tele, sera hay poco donde elegir a pesar de las chiquicientas mil cadenas.
Un beso

Teresa Oteo dijo...

Bueno, yo me acuerdo de la familia Telerín y el vamos a la cama de los chipiritiflaúticos solo de oírselo a mis padres y ami hermano mayor; vacaciones en el mar me encantaba y el superagente 86... qué buen repaso televisivo, cómo pasa el tiempo :)
Besos!

ana dijo...

Madre mía que post tan completito, y cuantos recuerdos en blanco y negro. Me zampaba el Fugitivo cada semana, y Embrujada, y las historias para no dormir de Narciso Ibañez Menta, los Estudios uno...me ha encantado volver en tu túnel del tiempo.

BESICOS