miércoles, 14 de noviembre de 2012

ESTE JUEVES: 1 de 3







Triste miraba la marioneta la libertad de la cometa
mientras ésta envidiaba las alas de las cigüeñas.



Transparente es el cristal de mis ojos,
y sin embargo me rodea un mundo velado.
El tiempo ha enturbiado la nitidez de mis recuerdos.



Quedan en mi alma retales de momentos vividos.
El resto se ha esfumado para no atormentarme.





28 comentarios:

Teresa Oteo dijo...

Estamos las dos muy poéticas esta semana!
Qué triste ser una marioneta sin más libertad de movimientos que lo que quieran hacer con tus hilos! aunque si nos paramos a pensar un poco todos somos marionetas en esta sociedad que vivimos, tenemos muy poca libertad de elección!
Bueno, las musas se han portado bien jajaja
Muchos besos, Leo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Leonor, los que quedan son los recuerdos VIVIDOS, es verdad, los que explican el camino y el vuelo y la duda, que nunca cesa.
Marionetas somos de Destino...nooo, salvo quien se avenga a tener los hilos en manos de otros. Complicado todo.
Buena reflexión, las Musas te acompañan.
Besito de vaga pero auténtico.

Cecy dijo...

Recuerdos enturbiados, o lo que rescatamos de ellos. De alguna forma la marioneta se nos hace luz un poco cada día, y aunque se luche, los hilos los mueven otros. Así todo, no dejamos de seguir, verdad?

Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Has aprovechado muy bien esta propuesta de Neo. Veo reflejados en en ella a tus pacientes viejecitos, ¿es así?
Besos, amiga.
Ah, una NOTA al comentario de Natalia, vaga en catalán es huelga. Ella sabemos que no es ninguna vaga.

Neogéminis dijo...

Me han gustado mucho tus versos. Me ha encantado, además, el vuelo que le has dado a partir de las frases propuestas!Eso es libertad poética!
=)

un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Hola: que bonita manera de enlazar las tres premisas. He gozado mucho con su lectura. Magnífica entrada, amiga mia.

Tracy dijo...

Anda... pero si a ki también se te ha ocurrido poner las tres frases "juntas pero no revueltas". Otro alarde de ingenio.

Carmen Andújar dijo...

Nostálgica poesía combinando las tres ideas. Muchos recuerdos en tu vida reflejados en ella
Un beso

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Son envidias razonables. Y entra el tema del deseo, algo muy humano y tal vez más allá de lo humano. Curiosamente, en la envidia de la marioneta hay algo que demuestra que tiene autoconciencia y deseos. Por lo tanto, tiene algo de autonomia.

Fabián Madrid dijo...

Espero que los retales que te han quedado sean los mjores. Seguro que si.
Un beso

rosa_desastre dijo...

Has enlazado las tres idean a golpe de versos... imagino retales de colores en tus vivencias y me encanta el final, olvidarse de lo negativo.
Besos

juliano el apostata dijo...

hostias y hostias, leonor...
no hablaría yo de poesía, no... HALARÍA MUCHO MEJOR DE SENTENCIAS POÉTICAS, HABLARÍA MUCHO MEJOR DE RIMAS SENTENCIALES...
y una vez dicho esto, decirte que la primera imagen, la de la marioneta, me encanta...
y ...y...de miradas envidiosas, pasando por miradas capacitadas para observar todo, nos allegamos al tiempo pasado, ese tiempo inserto en nuestra alma--la del recuerdo--, ese tiempo del que sólo han quedado impresos recuerdos leves, mágicos... MIRADAS AL PASADO SELECTIVAS...
medio beso...
¡¡¡aunque me has hecho reflexionar demasiado, aunque esa reflexión no queda expuesta acá por no alargarme...

Boris Estebitan dijo...

Hola, que tengas un lindo Jueves, un gusto pasar por tu magnifico blog, felicitaciones por tu buen trabajo, de manera cordial te invito a que visites El Blog de Boris Estebitan y leas un poema mio titulado “El corazón extraviado”

censurasigloXXI dijo...

A eso se le llama supervivencia, ser consciente de que muchas cosas no las superamos o nos entorpecen la visión de lo hermoso.

Hay personas que ven la felicidad debajo de una piedra, van por la calle con la sonrisa nuevaeriana plastificada, la cabeza de medio lado y los ojos más abiertos de lo normal... parece que levitan de felicidad y cuando hablas con ellas puedes encontrar cualquier cosa bajo su piel menos felicidad...

Igual alguien me entiende??? :)))

Un beso, me gustó la síntesis tan concentrada de emociones y realidades.

Pepe dijo...

Nunca estaremos satisfechos con lo que somos. El inconformismo no es malo, lo malo es que nos suscite envidia o tristeza por lo que no logramos alcanzar.
Ojalá Leonor que pudiera desterrar de mi mente algunos momentos vividos y que estoy seguro que no se esfumarán nunca. Pero sí, de lo pasado hay que intentar quedarse sólo con los mejores recuerdos.
Un abrazo.

Valaf dijo...

Maldita entropía!!

Y el tiempo. Somos recuerdos aliñados
con el presente, jamás deberían empañar aquello que ahora somos.

Un beso

Lupe dijo...

Hola, Leonor.

Preciosos versos nos has regalado hoy. Preciosos.

Debe ser horrible perder la nitidez de los recuerdos. Entonces, si eso llega, mejor esfumarse...

Un fuerte abrazo.

Lupe

San dijo...

Que esos recuerdos que te habitan sean lo más hermosos. Bello Leonor.
Un abrazo.

Maria Liberona dijo...

que lindo poema has escrito, me ha gustado bastante

Lola Polo dijo...

Precioso, Leo. Muy bien descrito un mundo que las dos conocemos muy bien.

Un beso

Lola

Alfredo Cot dijo...

Bonita foto de recuerdos pespunteados al hilo de la nostalgia.

Poéticamente bellos.

Besos

Sindel dijo...

Hola!!! veo que este jueves ha inspirado muchos poemas, y este me ha gustado muchísimo.
Un abrazo.

Matices dijo...

Me gusta como has enlazado las tres propuestas con la nostalgia de lo que se va sin desearlo cuando la edad hace mella... Es tan importante que permanezca el recuerdo de lo vivido...

Besos!!

maria jose Moreno dijo...

Preciosa y sentidas palabras, de una belleza poetica enviadiable. Un beso

casss dijo...

Mucha esencia, mucha lección de vida, en estas frases tan bien hilvanadas.

Como para enmarcar para tener presente.

Un fuerte abrazo

Lucia M.Escribano dijo...

Una bella y sabia entrada la que nos ofreces hoy amiga, el presente es lo más importante, y lo sabes..
Disfruta de lo que te regale que seguro sera bueno.
Besos

Mar dijo...

Me gusta especialmente el último verso. Dejar pasar al olvido (si se puede) aquello que nos atormenta y quedarse con lo gratificante.

Bss.

miralunas dijo...

precioso tres de tres, precioso!

un beso!