miércoles, 5 de octubre de 2011

ESTE JUEVES : ÍDOLOS



   No se qué enfoque dar al tema de este jueves. Los ídolos han hecho correr tantos ríos de tinta que no imagino qué puedo decir que no haya sido dicho y redicho miles de veces. Sería muy pretenciosa e ilusa si pensara en descubrir algo.
   Sólo sé que a mi edad ya todos mis ídolos han caído, todos ellos serían de barro. Hoy día siento admiración por muchas personas, o no tantas, pero no idolatro a nadie.
   Por curiosidad,  y por documentarme un poco, me he sumergido en un laberinto de páginas sobre ídolos. He ido de los de la antigüedad a los modernos, he leído sobre ídolos infantiles, juveniles, de masas, de barro, de piedra, oculados. He salido borracha y desanimada. ¡Cuánta ignorancia por mi parte!.
    Se han enmarañado en mi cabeza ídolos de todas las formas, de un montón de colores, de mil culturas, materiales e inmateriales. Un abotargamiento mental que me ha obligado a aparcar el tema varias veces.
   Me he perdido en escritos de teología, de psicología, de sociología.... una locura de datos. Y cada vez me siento menos capacitada para enfrentar el tema.
   ¿Cuáles son los ídolos actuales?. Las estrellas del cine y la televisión, del deporte, la canción, la política. Se adora el dinero, la belleza, el poder, la fama.  ¿Hemos perdido el norte?.
   Nos queremos asemejar a algunos personajes por lo que ellos poseen y nosotros no. Los jóvenes imitan a los actores de sus series favoritas, sueñan con acercarse lo bastante como para  obtener una instantánea con la que presumir ante sus amigos.  
    Los fanáticos del fútbol esperan hasta altas horas de la madrugada en un aeropuerto a que llegue su equipo, sólo para ver de cerca a personas normales. Ni más ni menos que ellos mismos.
   Se aplaude la maldad, la envidia, la calumnia, la mentira, el vocerío, la transgresión, la desvergüenza.
   Los televidentes pasan horas idiotizados ante una pantalla, pasmados ante programas donde se ventilan los trapos sucios de unos y otros y que son los que arrasan en las listas de audiencia. Se comenta la vida propia y la ajena. Se venden bodas, divorcios, adulterios, desavenencias familiares y todo lo que mantenga al público pegado al sofá.  Ídolos para personas cuyas vidas deben ser tan vanas y aburridas que les importan más la de los demás.
    Ayer mismo pudimos ver el gentío que se arremolinó en torno al Palacio de Dueñas. La octogenaria duquesa de Alba y su funcionario fueron los ídolos del día. Mañana serán otros.
   Sorprende ver la capacidad de convocatoria que tienen algunos actos. Pan y circo.
   En realidad nada ha cambiado a lo largo de la historia. Hemos pasado de aclamar aurigas y gladiadores, a "princesas del pueblo" y pseudoperiodistas criticones. A cada pueblo lo que merece.  Del graffiti a la pintada no hay más que unos cuantos siglos. 
   No hay más que darse una vuelta por la poesía satírica de Juvenal, poeta de la segunda mitad del siglo I d.C,  para deducir que ya entonces se criticaba a la sociedad por la pérdida de valores. Se hablaba de las malas costumbres, la hipocresía, la deficiente educación, la maldad. 
   Al final tengo que llegar a la conclusión de que los humanos somos igual desde el comienzo de los tiempos.  Se valora al que más grita, aunque de su boca no salgan más que necedades.
   Yo no entiendo esta forma de idolatrar, pero, "Algo tendrá el agua cuando la bendicen". 
   
    


21 comentarios:

Verónica dijo...

Mujer, no está mal eso de idolatrar al que posee. Una saneada cuenta bancaria sin trabajar, a esa persona que es capaz de vivir de renta...no te digo yo que no podría considerarla mi ídolo. Igual si me haces tú misma GRANDE DE MI PUEBLO o del tuyo, da igual, una veintena de veces, y me haces Marquesa del Botijo Pata Negra...
Ése sería mi ídolo o ídola, verías como a los 85 yo también me tambalearía una sevillana.

Beso.

Gastón D. Avale dijo...

Yo no entiendo esta forma de idolatrar, pero, "Algo tendrá el agua cuando la bendicen". EX-CE-LEN-TE!!!!!!!! NUNCA MEJOR DICHO ESTA EXPRESIÓN....ESTA GENIAL!!! me encantó tu relato de principio a fin como te darás cuenta.... besos!

Carmen Andújar dijo...

Tienes razón, esto de los ídolos actualmente ha perdido un poco su valor, se idolatran personas que no se merecen ser idolatradas, en cambio otras que si lo merecerían, pasan sin pena ni gloria. Así es el mundo actual, que le vamos a hacer.
Un abrazo

Mari Carmen dijo...

Ídolos, ídolos... Mira, esta mañana, leyendo en el 20 Minutos, alguien, en relación a esa 'ídola' de muchos que es la Duquesa de Alba, decía... ojalá yo estuviera como usted a su edad...
Y yo me dije, espantada... por favor, por favor... cualquier cosa menos estar como esta mujer a esta edad. Es espantoso...
Claro que ella, con toda la pasta que tiene se puede permitir cualquier cosa.

Los ídolos, hoy más que nunca son de barro, qué digo de barro... de polvo que en un pis pas se lleva el viento...

Un abrazo y buen jueves :)

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Verónica, te veo un poco irónica,¿No?. La verdad si alguien quiere idolatrarme y hacer que mi vida sea cómoda y mi economía holgada, me dejaré adorar. Un beso.

Leonor Montañés Beltrán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leonor Montañés Beltrán dijo...

Gastón, gracias por el ánimo que me das. Espero ir conociéndote mejor a través de tus palabras. Tengo unos días de vacaciones y voy a dedicar varias horas a leer cosas tuyas y de otros que andan por aquí. Un beso.

Natàlia Tàrraco dijo...

Leonor !cuánta razón llevas!
Los y las ídolas de hoy nos los sirven en el pesebre de los medios, ñam ñam, los devoramos y están fabricados según el último suspiro de lo tonto, lo pueril, lo tontíl para atontar.
A la de Alba !olé! peteneras, pobrecilla ella, si era su boda !la última creo! que disfrute, pero me equivoqué, de pobrecita naaaa. Las hay que con los años chochean pero por suerte no salen retratadas urbi et orbi.
Ayyyy amiga, aquellos ídolos de antes, un Aquiles, un Ulises, un Capitán Trueno, una Caperucita Roja, ayyyy.
Nos vemos un besito cariñoso.

Maat dijo...

Hola Leonor.

Me ha sorprendido gratamente comprobar la "faena" que te ha dado el tema de hoy. Te he leído con verdadera atención la forma en la que has reseñado la actualidad de cómo se vive hoy, aunque afortunadamente hay honrosas excepciones. Las menos, pero las hay, y pasan tristemente inadvertidas. Resuena mucho más todo lo demás. Y así nos va.
He comprobado que vivo bastante mejor cuanto más me voy separando de la pequeña caja tonta que habita entre nosotros. ¡Palabra!

Me ha encantado encontrarte.

Un abrazo.

Maat

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Maat, he ido directamente a ver quien eras y me he sorprendido al leer tu perfil por lo que tenemos en común. Me encanta cocinar y mimar a los míos, la lectura, la fotografía, la libertad, la lluvia, las plantas, contar cosas. En el blog he encontrado una vía de escape para la rutina. Es agradable conocer personas con tus mismas inquietudes. Un beso, y te iré conociendo a través de tu blog.

Rochitas dijo...

amé la caratula de duda, al citar el agua y la bendición.
admiro sí, esto remitiendome a alguno de los comentarios, la abundancia que saben generar algunos, pero admiraría aún más que no tengan ni cuenta de ello y supiesen ser felices, sin dejar de registrar el mundo ajeno.

Verónica dijo...

¡Que va!
De ironía nada, mujer... es que si no somos un poco ácidos, el todo bonito como que me queda algo relamido, como un traje de lamé... y yo soy de deportivas, jeans y camisetas de algodón! jajajaja!

Un beso.

Juan Carlos dijo...

Un matiz. Tal vez al que más grita es al que se le presta mayor atención, lo de que se le valore no sé.
Me quedo con la reflexión que haces, de la mano de Juvenal. Todos los tiempos han sufrido falta de valores. Y añún así progresamos.
Un beso Leonor.

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Juan Carlos, buena apreciación. Después de leer tu comentario cambiaría "se valora más", por "consigue más el que más grita". Un beso.

Pepe dijo...

Como bien dices, Leonor, el triunfo de la mediocridad y la exaltación de los "no valores", es cosa de siempre. No somos muy distintos de nuestros ancestros. Pero los medios de comunicación han cambiado y ahora suben al altar de la fama y bajan al infierno del olvido con una velocidad vertiginosa. Por eso los comemos y eliminamos como si fueran hamburguesas.
Seguimos como raza atontados y con nula capacidad de crítica y análisis.
Un abrazo.

gustavo dijo...

estoy leyendo este jueves siguiendo la lista de cas...por lo tanto,ya he leídoa verónica y a de las moreans,es decir, a maría josé moreno. considero que ambas han dado abstante en el clavo atendiendo a las causas de la idolatría..ah, me olvidaba, mónica, es decir, neogéminis también..
incluso tú más que esbozar, también estás dando en muchos puntos causantes d ela idolatría..
yo te añado que el ídolo tiene que ver con carencias...con sueños imposibles, que es un invento que en cierta manera nos hace sentir emjor, que es un invento que en cierta manera nos da seguridad, seguridad en cuanto a nuestras carencias se dice y a nuestros miedos provenientes de esas carencias...
medio beso, leonormontañés...
p.d.
todas las faltas que hay en estas poallabras no las corrijo por que ..por que no..jaja...es que no sé escribir al teclado...

Leonor Montañés Beltrán dijo...

Ya me gustaría tener algo, llámese ídolo, que me diera esa seguridad. Los sueños imposibles son eso, IMPOSIBLES. Mis carencias y miedos responden a mi propia inseguridad y eso hay que arreglarlo desde dentro. Un beso. p.d. Se entiende lo que escribes a pesar del embrollo de letras jajajaja.

Neogeminis dijo...

En la época de la banalidad,es coherente que los ídolos entronados sean tan banales y superficiales como las banderas que se suelen levantar hoy a la hora de buscar cualidades para destacar.
Lamentablemente la mayoría se deja masificar por esos falsos ídolos de plástico, vacíos y huecos,que colaboran con la vacuidad de mentes y corazones.
Dolorosa y preocupante realidad...

un saludo juevero.

CAS dijo...

Querida Leonor, vengo de mensajera del amor, jaja porque Ceci, no te puede dejar directamente el siguiente mensaje:


Para Leonor, es cierto que desde siempre la gente se la pasa diciendo que todo tiempo anterior fue mejor, pero si desde los comienzos se repite esto, entonces no se que tiempos serán aquellos. Es cierto que siempre ha habido "chorros, maquiavelos y estafaos" como dice el cambalache, y pensar que Discepolo pensó que como el siglo XX, de peor ninguno, que diría del presente siglo, pareciera que en eso siempre nos superamos. Muy buena tu reflexión!
Te mando un beso
Ceci

Anónimo dijo...

Seguramente hay aguas y aguas.
Es responsabilidad nuestra elegir la menos venenosa. Porque beber... hay que beber.

Abrazos
Alfredo

Me está costando dejar el comentario a través de Google, veamos así.

CAS dijo...

Dos cosas destaco de tu buen escrito: no hay nada bajo el sol y la duda de si habremos perdido el norte...

Al fin de cuenta, no hemos cambiando mucho, como bien decís. Y lo del agua... me encantó el dicho!!!
Besos